Advertisement

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, reconoció la cifra de 2,975 muertos a causa del huracán María del pasado mes de septiembre, dando así su aprobación al estudio independiente de la Universidad George Washington encargado por el Ejecutivo y divulgado este martes que confirmaba la cifra de víctimas mortales.

Rosselló anunció en la conferencia de prensa en la que se presentó el estudio una orden ejecutiva para la creación de una comisión que recoja recomendaciones a partir del informe para estar mejor preparados en los futuros huracanes, reportó la agencia EFE.

Advertisemen

La nueva cifra es 46 veces mayor que la divulgada por el gobierno de Puerto Rico en diciembre del año pasado: 64 muertos.

Roselló anunció además la creación de un censo de personas más vulnerables a este tipo de desastres naturales y un memorial encargado a la Universidad de Puerto Rico en honor a las víctimas.

En una entrevista con El Nuevo Día en La Fortaleza el ejecutivo indicó que los protocolos que tenía el gobierno para atender emergencias fueron insuficientes y aseguró que no hubo consideraciones partidistas al momento de manejar la información de los decesos asociados al ciclón.

¨Yo no soy perfecto. Yo cometo errores. Ahora, la visión hacia atrás tiende a ser 20-20. En aquel momento teníamos un protocolo. No nos dimos cuenta hasta un poco después que era totalmente insuficiente y esto todo emana en que la responsabilidad de adjudicar la causa de la muerte era de los médicos, pero que lamentablemente no había un proceso formal para prepararlos ante una devastación. En aquel momento era el número que se tenía y hoy tenemos evidencia que apunta a que el número en ese momento lo más seguro era mayor¨, dijo el gobernador cuando se le cuestionó por qué tardaron en reconocer las fatalidades.

“Esto denota la magnitud de la catástrofe”, dijo el gobernador en una entrevista que será publicada en su totalidad en la edición impresa de El Nuevo Día.

El gobernador indicó que el informe refleja muchas áreas para mejorar. Por ejemplo, se destaca que la población más vulnerable fue a de hombres mayores de 65 años y residentes en municipios con poco desarrollo socioeconómico.