Argentina y Messi doman la altura: vencen 2-1 a Bolivia

(AP) — Los goles de Joaquín Correa y Lautaro Martínez le suministraron el oxígeno a Argentina para vencer el martes 2-1 a Bolivia, la primera victoria Albiceleste en la altura de La Paz en 15 años por las eliminatorias de la Copa Mundial.

Luego que Marcelo Martins Moreno adelantó a los anfitriones con un cabezazo a los 24 minutos, Martínez niveló el marcador a los 45 tras capitalizar un rebote y Correa completó la remontada con una definición de zurda a la zurda. Martínez puso el pase para el gol de Correa.

La victoria en un estadio Hernán Siles sin público debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus cerró una primer doble fecha perfecta para Argentina. Con un gol de penal de Lionel Messi, el equipo del técnico Lionel Scaloni venía de debutar la semana pasada con una victoria 1-0 ante Ecuador en la Bombonera de Buenos Aires.

“Sacando los 15 minutos iniciales, que creo casi siempre pasa lo mismo cuando juegas acá, el resto fuimos un equipo que dominó, que sabía muy bien a lo que estaba jugando”, destacó Scaloni.

Messi mostró varias pinceladas de su calidad en el primer tiempo, pero gravitó más en el complemento, y dejó su huella al iniciar la jugada del segundo gol, con un gran pase a Martínez y éste a Correa.

Fue el tercer partido que el astro del Barcelona disputa en La Paz y por primera vez jugó los 90 minutos, amén de cantar victoria por primera vez. La “Pulga” también se sacó el clavo de la goleada 6-1 sufrida en 2009.

“Gran triunfo en la altura, donde siempre cuesta más”, escribió Messi en su cuenta de Instagram. “Aún queda muchísimo, las eliminatorias recién arrancan y nos alegra mucho haber conseguido estos dos triunfos”.

Bolivia se apoderó de la iniciativa en los primeros compases, generando peligro con remates desde fuera del área o pases largos. Abrieron el marcador mediante un contragolpe, propiciado por un balón que perdió el atacante argentino Lucas Ocampos. Martins cabeceó al fondo tras el pase de Alejandro Chumacero.

Argentina fue mejorando al transcurrir los minutos y dio su primer aviso con un remate de Leandro Paredes que fue despedido por un palo.

Al filo del descanso, Martínez encontró el empate al aprovechar un rebote tras un defectuoso rechace del zaguero boliviano José Carrasco.

“Esta victoria tiene una significado muy fuerte para nosotros. Sabíamos que había que jugar el partido así, con ellos (Bolivia) dominando la pelota”, declaró Martínez. “Veías saltar a Leo saltar, presionar, cabecear”.

Con Messi enchufado y las buenas prestaciones de Exequiel Palacios en el mediocampo, Argentina pasó a imponer sus condiciones en la segunda mitad. Messi controló un balón y lo adelantó hacia Martínez, quien avistó a Correa en soledad. El volante de la Lazio de Italia no perdonó con un disparo cruzado.

“En el gol pensé en pegarle de primera porque sé que este campo y esta pelota son difíciles para los arqueros”, dijo Correa.

Bolivia encajó su segunda derrota, incapaz de hacer valer su localía tras la goleada 5-0 que sufrió de visita a Brasil el viernes previo. De nada le sirvió a su técnico venezolano César Farías reservar sus mejores figuras para recibir a Argentina.

“Nos vamos con mucha bronca. La idea era ganar en nuestra casa”, dijo el portero boliviano Carlos Lampe.

La Albiceleste viajó con dos días de anticipación a La Paz, donde no ganaba por las eliminatorias desde que consiguió un idéntico marcador en el proceso para el Mundial de Alemania 2006.

Se esperaba que Bolivia se reivindicara en casa tras un comienzo de pesadilla en Brasil. Bolivia, que no se clasifica a un Mundial desde su participación en la cita de Estados Unidos 1994, atraviesa un periodo turbulento, inmerso en una crisis institucional en su dirigencia.

Farías comenzó a entrenar al equipo hace 45 días tras la paralización del torneo por la pandemia y busca un renovación.

La tercera fecha de las eliminatorias será en noviembre, con Bolivia como visitante ante Ecuador y Argentina de local contra Paraguay.

Similar Articles

Comments

Noticias recientes