Advertisement

Gran parte de un puente en una carretera de Génova, en el norte de Italia, colapsó este martes por las lluvias torrenciales que azotaron la zona. Hay decenas de personas muertas, según han informado las autoridades.

El puente de Morandi, también conocido como el viaducto de Polcevera, es una vía importante que conecta el puerto de Génova con el aeropuerto de la ciudad y las áreas ubicadas a lo largo de la costa hacia el oeste.

Advertisemen

Se trata del puente Moranti sobre la autopista A10, del que se desplomó un tramo de dos carriles de unos 330 pies (100 metros) de altura y tiene una longitud de más de media milla (1 km). El colapso pudo deberse a un fallo estructural, según informó el diario Il Corriere della Sera. En las últimas horas, una fuerte tormenta azotó la zona.

En todo caso, la compañía Autostrade per l’Italia, que gestiona varias carreteras del país, dijo en un comunicado que “se estaba trabajando para consolidar el pavimento del viaducto”.

“Tal y como estaba previsto, se había instalado un puente grúa para permitir el desarrollo de actividades de mantenimiento. Los trabajos y el estado del puente estaban sujetos a la constante observación” de las autoridades locales.

Se teme que algunos vehículos puedan estar debajo de los escombros, por lo que los equipos de emergencia que se han desplazado al lugar están empleando perros de búsqueda.

“Hay autos y personas bajo los escombros”, indicaron testigos al diario italiano La Repubblica, que indica que decenas de vehículos se pudieron haber precipitado en el vacío. “Esto es un infierno” es la frase que están repitiendo los equipos de rescate, citados por Il Corriere della Sera.

Danilo Toninelli, ministro de Infraestructuras, indicó que lo sucedido “se perfila como una inmensa tragedia”.

En las primeras imágenes difundidas por los medios de comunicación se puede ver el puente, al que le faltan varias decenas de metros, sumido en la niebla por encima de una zona industrial.

Según los bomberos, el puente llamado Morandi se hundió en torno al mediodía. “Los equipos de bomberos participan masivamente, los equipos de rescate y con perros están movilizados”, anunciaron en Twitter.

Debido al accidentado relieve de la región de Génova, encajada entre el mar y la montaña, la autopista está jalonada por largos túneles y viaductos.

El viceministro de Infraestructura de Italia, Edoardo Rixi, indicó que el “escenario es dramático” y agradeció el trabajo de las diferentes agencias que están trabajando sobre el terreno.

El Gobierno italiano está siguiendo con atención la evolución de la situación y esta tarde está previsto que llegue a la ciudad el primer ministro, Giuseppe Conte, para reunirse con las autoridades locales.

También lo harán previsiblemente en las próximas horas el líder del Movimiento Cinco Estrellas, Luigi Di Maio, y el ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli.

Un ingeniero avisó en 2016

Pese a que aún es muy pronto para poder determinar las causas del collapso, un ingeniero italiano había avisado en 2016 de las malas condiciones de la estructura.

Antonio Brencich, profesor asociado de Construcción en CA y CAP de la Universidad de Génova, escribió en la revista ingeniros.info que “el Viaducto de Morandi presentó varios aspectos problemáticos inmediatamente. Además del aumento en los costos de construcción estimados, es necesario recordar una evaluación incorrecta de los efectos diferidos (viscosidad) del hormigón, lo que se tradujo en un trazado de carretera no horizontal”.