Benavidez vence a Andrade tras 6 rounds y pide pelea contra ‘Canelo’, campeón supermediano

0
58
David Benavídez derriba a Demetrius Andrade en una pelea por el cetro de los supermedianos, el sábado 25 de noviembre de 2023, en Las Vegas (AP Foto/John Locher)

(AP) — David Benavídez retuvo el cinturón mundial interino de peso supermediano al noquear a Demetrius Andrade tras seis rounds la noche del sábado.

En lo que fue un choque de estilos entre invictos de 168 libras, Benavídez (28-0, 24 nocauts) dominó la pelea ante Andrade, quien pidió detener el combate antes del sexto asalto.

Es la primera derrota de Andrade en su carrera (32-1).

“Me consolidé como el boxeador dominante que soy”, dijo Benavídez en la entrevista a Showtime tras el combate. “Ahora sólo pido la pelea que todos quieren ver”, señaló en referencia a un duelo contra el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez para unificar su título supermediano.

Benavídez es ampliamente reconocido como el mejor peso supermediano detrás de Álvarez. Terminó como favorito con -430 en FanDuel, lo que significa que para ganar 100 dólares, se habrían tenido que apostar 430.

En el evento coestelar, el campeón mediano de la Consejo Mundial de Boxeo Jermall Charlo y José Benavídez Jr. se extendieron a 10 rounds. En esta contienda no se otorgaba ningún título.

Charlo (33-0, 22 nocauts) pasó la mayor parte del combate recibiendo los golpes de Benavidez Jr. (28-3-1), pero causando más daño del que recibió. El veloz uppercut izquierdo de Charlo, en combinación con su gancho derecho frenó en varias ocasiones Benavídez y el campeón mantuvo su récord perfecto.

Subriel Matías (20-1, 20 nocauts) retuvo con un nocaut técnico su cinturón welter como campeón junior de la Federación Internacional de Boxeo. Tras dominar dos rounds, Shohjahon Ergashev recibió los impactos de Matías por tres rounds consecutivos, sin que el daño fuera notable pero recibiendo una paliza.

Tras ser llamado a su esquina después de dos segundos en el sexto round, Ergashev (23-1) no regresó a la pelea.

Lamont Roach (24-1-1, 9 nocauts) se quedó con el cinturón superpluma de la Asociación Mundial de Boxeo que pertenecía a Héctor García en decisión dividida. A pesar de caer a la lona en el duodécimo round Roach consiguió el impacto más fuerte de la pelea en el décimo primer asalto, un poderoso derechazo que hizo tambalear a Garcia (16-2) seguido con una serie de combinaciones hasta que sonó la campana.

Los jueces Tim Cheatham (114-113) y Robert Hoyle (111-116) anotaron la pelea a favor de Roach, mientras que Max DeLuca (114-113) vió a García como ganador.