Biden anuncia más sanciones contra Rusia por invadir Ucrania

0
102
El presidente Joe Biden llega al Salón Este de la Casa Blanca para hablar sobre la invasión rusa de Ucrania, el jueves 24 de febrero de 2022, en Washington. (Foto AP/Alex Brandon)

(AP) — El presidente estadounidense Joe Biden tomó medidas el jueves por la invasión rusa a Ucrania, imponiendo nuevas y enérgicas sanciones, ordenando el despliegue de miles de soldados adicionales en Alemania —una aliada de la OTAN— y declarando que Estados Unidos plantará cara al mandatario ruso Vladimir Putin.

También reconoció que la invasión —y los esfuerzos para frenar a Putin— tendrán un coste para los estadounidenses. Pero intentó garantizar que el dolor económico que puede suponer el aumento de los precios de la energía será de corta duración en la nación norteamericana.

En cuanto al presidente ruso, Biden dijo: “Va a poner a prueba la determinación de Occidente para ver si nos mantenemos unidos. Y lo haremos”.

Sobre el sistema financiero ruso, Biden indicó que Estados Unidos bloqueará los activos de los grandes bancos rusos, impondrá controles de exportación dirigidos a las necesidades de alta tecnología del país y sancionará a sus oligarcas.

El presidente informó que Estados Unidos también desplegará fuerzas adicionales en Alemania para reforzar a la OTAN tras la invasión a Ucrania, que no es miembro de la organización de defensa. Se enviarán unos 7.000 soldados estadounidenses adicionales.

Pero algunos legisladores estadounidenses —y funcionarios ucranianos— pidieron a Biden que hiciera más.

“Hay más cosas que podemos y debemos hacer”, manifestó el senador Bob Menéndez, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, señalando la posibilidad de retirar a los bancos rusos del sistema bancario internacional SWIFT y sancionar a Putin personalmente. “El Congreso y el gobierno de Biden no deben rehuir de ninguna opción”, añadió.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, expresó el jueves su apoyo a los últimos movimientos de Biden, pero también instó a éste a ejercer la máxima presión sobre Putin.

“Estamos todos juntos en este momento y tenemos que estar juntos sobre lo que se debe hacer”, dijo McConnell. “Pero tengo un consejo: Aumenten las sanciones todo lo que se pueda. No se guarden nada”.

Biden declaró que Putin, que se ha referido al colapso de la Unión Soviética como la “mayor catástrofe geopolítica” del siglo pasado, ha puesto la mira más allá de Ucrania.

“Tiene ambiciones mucho mayores”, afirmó Biden. “Quiere, de hecho, restablecer la antigua Unión Soviética. De eso se trata”.

Las sanciones anunciadas el jueves coinciden con la insistencia de la Casa Blanca en que golpeará al sistema financiero de Rusia y al círculo íntimo de Putin, al tiempo que impondrá controles a la exportación con el objetivo de privar a las industrias y al ejército rusos de semiconductores y otros productos de alta tecnología de Estados Unidos.

“Putin es el agresor”, dijo Biden. “Putin eligió esta guerra, y ahora él y su país sufrirán las consecuencias”.

Pero Biden, por ahora, se abstuvo de imponer algunas de las sanciones potenciales más severas, incluyendo la exclusión de Rusia del sistema de pagos SWIFT, que permite las transferencias de dinero de un banco a otro en todo el mundo.

Biden anunció las sanciones en la Casa Blanca mientras el gobierno ucraniano informaba de las crecientes bajas causadas por las fuerzas rusas que atacan desde el este, el norte y el sur.

Los precios del petróleo y del gas natural ya han subido por la preocupación de que Rusia —un gigante de la producción energética— frene el flujo de petróleo y gas natural hacia Europa. Sin embargo, Biden reconoció que las sanciones “tardarán” en surtir efecto en la economía rusa.

Biden añadió que tras el “brutal ataque” de Rusia contra Ucrania sería un error que las acciones de Putin quedaran sin respuesta. Dijo que si lo hicieran, “las consecuencias para Estados Unidos serían mucho peores”.

“Estados Unidos se enfrenta a los agresores, defendemos la libertad”, señaló Biden. “Esto es lo que somos”.

Biden habló horas después de mantener una reunión virtual con los líderes de Gran Bretaña, Canadá, Francia, Italia y Japón. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, también estuvieron en la reunión.

El presidente también se reunió con su equipo de seguridad nacional en la Casa Blanca para tratar de concretar los movimientos de Estados Unidos en la rápida escalada de la crisis.

Aunque Biden calificó las sanciones de severas, los funcionarios ucranianos instaron a Estados Unidos y a los países de Occidente a ir más allá y desconectar a los rusos del sistema financiero SWIFT.

“Exigimos la desconexión de Rusia del SWIFT, la introducción de una zona de exclusión aérea sobre Ucrania y otras medidas eficaces para detener al agresor”, tuiteó el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy.

El gobierno de Biden, sin embargo, ha mostrado cierta renuencia a excluir a Rusia del sistema SWIFT, al menos por el momento, por la preocupación de que la medida pudiera tener también enormes afectaciones para Europa y otras economías occidentales. Biden, respondiendo a las preguntas de los periodistas, pareció dejar una decisión sobre SWIFT en manos de los aliados europeos.

“Siempre es una opción, pero ahora mismo no es la posición que el resto de Europa desea adoptar”, dijo Biden. También sostuvo que las sanciones financieras que anunció serían más perjudiciales para Rusia.

El sistema SWIFT, con sede en Bélgica, permite decenas de millones de transacciones diarias entre bancos, bolsas financieras y otras instituciones. Estados Unidos ha bloqueado previamente a Irán del sistema debido a su programa nuclear.

Funcionarios europeos han señalado que la pérdida de acceso a SWIFT por parte de Rusia podría suponer un lastre para la economía mundial en general. Rusia también ha equiparado una expulsión del SWIFT a una declaración de guerra. Y dado que el sistema consolida la importancia del dólar estadounidense en las finanzas mundiales, los vetos también conllevan el riesgo de empujar a los países a utilizar alternativas a través del gobierno chino o de tecnologías basadas en cadenas de bloques.

Brian Frey, exfiscal del Departamento de Justicia durante el gobierno de Trump, dijo que si bien SWIFT es el principal sistema de mensajería para los pagos financieros, “hay alternativas” y expulsar a Rusia crearía “problemas inmediatos para la comunidad internacional.”

Las sanciones incluyen enfocarse en los dos mayores bancos rusos: Sberbank y VTB Bank. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos señaló que las sanciones en general “apuntan a casi el 80% de todos los activos bancarios en Rusia y tendrán un efecto profundo y duradero en la economía rusa y el sistema financiero”.

Las personas cercanas a Putin también han sido objeto de las últimas sanciones. Entre ellas se encuentran el exjefe de despacho Sergei Ivanov; Andrey Patrushev, un aliado de Putin que ha ocupado altos cargos en la empresa estatal Gazprom Neft, y el exviceprimer ministro Igor Sechin, actual presidente del consejo de administración de la petrolera Rosneft.

El Departamento del Tesoro también anunció sanciones contra bancos, la industria de defensa y funcionarios de seguridad de Bielorrusia por el apoyo a la invasión rusa a Ucrania.

Biden aseveró que las medidas de control de las exportaciones que ordenó “impondrán un grave coste a la economía rusa, tanto de forma inmediata como a lo largo del tiempo”. Las medidas restringirán el acceso de Rusia a semiconductores, computadoras, telecomunicaciones, equipos de seguridad de la información, láseres y sensores.

“Vamos a perjudicar su capacidad de competir en una economía de alta tecnología del siglo XXI”, declaró Biden.