Biden da positivo a COVID, pero tiene síntomas “muy leves”

0
54
En esta fotografía proporcionada por la Casa Blanca, el presidente Joe Biden habla con el senador demócrata Bob Casey por vía telefónica desde la residencia presidencial, el jueves 21 de julio de 2022, en Washington. (Adam Schultz/Casa Blanca vía AP)

(AP) — El presidente Joe Biden dio positivo a COVID-19 el jueves y se aisló con síntomas leves, ante lo cual la Casa Blanca se esmeró en mostrar que el mandatario de 79 años puede sobreponerse al virus y seguir trabajando debido a que está vacunado y ha recibido sus dosis de refuerzo.

Vestido con saco azul marino y camisa oxford, Biden grabó un video desde el balcón de la Casa Blanca para enviar el mensaje de que estará bien y que Estados Unidos debería permanecer en calma y seguir adelante. Admite que la pandemia es un trauma nacional que ha causado la muerte a más de un millón de estadounidenses y ha alarmado a millones más, y sus palabras en el video que publicó en Twitter tenían el objetivo de tranquilizar a la población.

“Estoy bien, estoy trabajando mucho”, dijo Biden mientras a la distancia se escuchaba el sonido de un camión de helados. “Entre tanto, les agradezco su preocupación. Y mantengan la fe. Todo estará bien”.

El diagnóstico dejó al descubierto uno de los riesgos inevitables para un presidente que ha insistido en tratar de reconectarse con el mundo y los estadounidenses comunes después de un prolongado confinamiento. Fue un recordatorio de que el COVID-19, con sus mutaciones y subvariantes, sigue siendo una amenaza, y la Casa Blanca también consideró que la ocasión era una oportunidad de demostrar el progreso en el combate a la enfermedad.

Funcionarios del gobierno le recordaron a la población que el pronóstico para Biden es positivo debido a que ha recibido todas las dosis de las vacunas a las que es elegible, incluyendo dos inyecciones del esquema original y dos de refuerzo. Además recibe tratamiento con Paxlovid, un medicamento antiviral que sirve para prevenir síntomas más severos.

El coordinador de la respuesta de la Casa Blanca al COVID-19, el doctor Ashish Jha, dijo a los reporteros que tuvo una conversación telefónica con Biden y que el presidente “se escuchaba de maravilla”.

“Ha estado trabajando toda la mañana”, señaló Jha. “Ni siquiera había podido terminar su desayuno porque estaba ocupado. Lo alenté a que terminara de desayunar”.

El médico de Biden, el doctor Kevin O’Connor, dijo en una carta que el presidente tenía escurrimiento nasal y “fatiga, con tos seca ocasional, la cual comenzó ayer por la tarde”. El mandatario permanecerá aislado cinco días y podrá retomar sus actividades habituales una vez que dé negativo en una prueba diagnóstica, dijo Jha.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, indicó que los síntomas del mandatario eran “muy leves”, y señaló que Biden ha estado en contacto por teléfono con miembros del personal y participaba en sus reuniones programadas vía telefónica y por Zoom desde la residencia presidencial.

Cuando se le preguntó dónde pudo haber contraído la enfermedad, Jean-Pierre respondió: “No creo que eso importe”. Dijo también que la Casa Blanca está más enfocada en cómo se siente Biden y que iniciaría un rastreo de contactos.

La Casa Blanca se esmeró en mostrar que el presidente se encontraba ocupado trabajando a pesar de su diagnóstico, y Biden tuiteó una fotografía en la que aparece recibiendo llamadas desde la Sala de Tratados de la residencia presidencial.

El mandatario habló por teléfono con legisladores en Pensilvania para disculparse por tener que cancelar su viaje programado para el jueves a la ciudad de Wilkes-Barre, en el que iba a promover sus planes para la prevención del delito. También le llamó al representante Jim Clyburn para desearle un feliz cumpleaños y felicitarlo por recibir un premio de la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color (NAACP, por sus iniciales en inglés).