Biden reitera apoyo a afectados por Idalia en Florida

0
77

(AP) — El presidente Joe Biden observó desde las alturas los estragos que el huracán Idalia causó en una franja de Florida antes de emprender un recorrido a pie por una ciudad que se recupera de la tormenta.

Brilló por su ausencia el gobernador Ron DeSantis —precandidato presidencial republicano— quien declinó acompañar a Biden después que dejara entrever que la visita del mandatario demócrata podría obstaculizar las acciones de respuesta al desastre.

Cuando le preguntaron sobre la ausencia de DeSantis, Biden dijo no estar decepcionado por el giro de los acontecimientos y agradeció la presencia de Rick Scott, uno de los dos senadores federales republicanos del estado.

Biden comprometió el total apoyo del gobierno federal para los habitantes de Florida.

“Me encuentro hoy aquí para transmitir un mensaje claro al pueblo de Florida y de todo el sureste”, declaró Biden al término de su recorrido a pie.

El mandatario emitió sus palabras al aire libre cerca de una iglesia a la que los poderosos vientos de Idalia le arrancaron partes de su techo de láminas de metal y de una casa semidestruida por la caída de un árbol.

“Como le dije a su gobernador, si hay algo que su estado necesite, estoy listo para movilizar ese apoyo”, agregó. “Lo que sea que necesiten en relación a estas tormentas. Su nación los respalda y estará con ustedes hasta que se complete el trabajo”.

Horas antes, el alcalde de Live Oak, una localidad a unos 129 kilómetros (80 millas) al este de Tallahassee, la capital estatal, agradeció la visita de Biden y la primera dama, Jill Biden, y por “mostrarnos que somos importantes para ustedes”.

“Todo mundo cree que Florida es rica, pero este condado no es uno de los más ricos en el estado y hay personas que están sufriendo”, afirmó Frank Davis, quien dijo estar al tanto de que no hubo pérdidas de vidas ni lesionados graves.

En la escuela primaria Suwannee Pineview, donde se informó a la pareja presidencial sobre los daños que dejó a su paso la tormenta, las autoridades locales elogiaron a la Casa Blanca por haber declarado el estado de emergencia muy al principio y por la veloz fluidez de la asistencia federal.

“Las acciones del gobierno federal… son importantes”, afirmó Scott.

Durante la sesión informativa sobre las acciones de respuesta y recuperación se puso énfasis en la asistencia a los habitantes de Florida y sus comunidades para que vuelvan a levantarse, en tanto que la notoria ausencia de DeSantis al parecer ni inmutó a los habitantes ni a las autoridades.

Deanne Criswell, titular de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, había dicho a la prensa cuando el presidente viajaba desde Washington, que su equipo y el del gobernador habían “trabajado en conjunto” para decidir la visita de Biden a Live Oak.

Criswell dijo que las unidades a su cargo “no habían escuchado ninguna preocupación sobre algún impacto en las comunidades que hoy vamos a visitar”.

El viernes, horas después de que Biden dijera que se reuniría con DeSantis, la oficina del gobernador dijo en un comunicado que no había planes para ese encuentro.

“En estas comunidades rurales, y tan apenas después del impacto, sólo los preparativos de seguridad para una reunión habrían suspendido los actuales esfuerzos de recuperación”, dijo el portavoz de DeSantis, Jeremy Redfern, en un comunicado.