Advertisement

Obed Martínez, Germán Camacho y William Mejía son jugadores forjados en las fuerzas básicas de Monterrey, pero actualmente están a préstamo con el Toledo, mismos pasos que tuvo Carlos Rodríguez antes de debutar y llegar a la Selección Mexicana, al que desde España ven como un ejemplo a seguir, donde tienen a Luis Pérez como su apoyo y quien sigue de cerca su carrera.

Rodríguez milita con Rayados desde la categoría Sub-15, pero antes de recibir la oportunidad de jugar con el primer equipo tuvo un año con el Toledo en la tercera división ibérica, mismo que compartió con Obed Esaú, quien tuvo en ‘Charly’ un gran soporte en los primeros días en Europa.

Advertisemen

“Cuando recién llegamos acá tuve una operación del apéndice y ese tiempo él se comportó increíble conmigo; yo no podía hacer nada, ni cocinar. Me ayudó esas semanas que no servía para nada”, declaró Martínez para ESPN Digital, quien entre risas recuerda los platillos que le preparaba Rodríguez: “Me quedó a deber, pero sobreviví que fue lo importante. En ese tiempo mi dieta era el pollo y el arroz y cómo no podía llevar condimentos pues no era muy rico”.

Obed de 23 años que juega como extremo por izquierda y que antes de jugar en España estuvo en Juárez en el Ascenso MX, cataloga a su ahora excompañero como alguien con el que iría a la guerra y destaca sus atributos futbolísticos: “Yo creo que lo último que se le agregó fue que aprendió un juego más dinámico, que ahora es más rápido que antes, que tiene esa chispa que aprendió acá y sobretodo que es muy fuerte mentalmente y ese tiempo que no estuvo jugando. Obviamente estuvo trabajando para cuando le tocara y aprovechó la oportunidad. Es un futbolista que además de ser muy bueno -como compañero de vestidor es muy bueno- es un compañero con el que, como se dice en el futbol, vas a la guerra, que sabes que él va a correr por ti y tú vas a correr por él, es un compañero que quisieras tener en tu equipo”.

En esa temporada que estuvo Rodríguez en Europa, también compartió equipo con Israel Castro y Aarón Galindo, que apoyaron el crecimiento de los más jóvenes. Para la actual 2018/2019 partieron Rodríguez, Castro y Galindo, estos dos por retiro, pero llegaron desde Monterrey Germán Camacho y William Mejía, quienes junto con Obed viven los últimos meses de su préstamo que culmina al terminar el campeonato y tras ellos desean seguir los pasos de su amigo ‘Charly’.

Las llegadas de Mejía, contención de 19 años y Camacho, defensa de 23 años se dieron de diferente forma, este último fue vía Luis Pérez, con quien jugó en el máximo circuito y ahora es entrenador del Toledo Juvenil C: “Lucho se viene para España y un día me comenta que hay la posibilidad de venir para acá, yo le digo que sí. Ellos antes habían hablado con Monterrey y pues así llegaron a un acuerdo con la directiva para mandarme a préstamo”, declaró para ESPN Digital.

Mejía tuvo una lesión que lo dejó fuera del primer equipo, pero cuando volvió tuvo la opción de emigrar a Europa, misma que no vio mal al ver lo que Rodríguez había logrado: “Iba ir a la pretemporada con Diego Alonso, pero lamentablemente tuve un problema en la rodilla que estuve dos meses fuera y pues me habla Nicolás Martellotto y me dice que está la oportunidad de ir a Europa, de aprender un poco más de cómo es la disciplina acá y pues viendo todo lo que hizo Charly dije que sí, por la experiencia nada más”.