Colombia a Haití: asistencia jurídica para presos por Moïse

0
50
En esta fotografía de archivo del 12 de julio de 2021, el ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, en el centro, el director de la Policía Nacional de Colombia, general Jorge Luis Vargas, a la derecha, y el comandante de las Fuerzas Armadas de Colombia, general Luis Fernando Navarro, a la izquierda, se retiran después de dar una conferencia de prensa en Bogotá, Colombia. Los funcionarios anunciaron que el gobierno continuará ayudando con la investigación de la presunta participación de ex soldados colombianos en el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse. (Foto AP/Fernando Vergara, Archivo)

(AP) — Los 18 exmilitares colombianos capturados en Haití como sospechosos del asesinato del presidente Jovenel Moïse requieren asistencia médica y jurídica “urgente”, señaló el martes la Defensoría del Pueblo de Colombia, entidad estatal encargada de velar por los derechos humanos.

Las condiciones de detención de los colombianos fueron verificadas la semana pasada por una comisión humanitaria de la Defensoría del Pueblo. En su informe la comisión advirtió que a los colombianos no se les ha permitido hablar con un abogado pese a haber sido interrogados por las autoridades haitianas y el FBI.

“Lo más grave, hasta ese momento, (es que) ninguna autoridad judicial o del Ministerio Público (de Haití) había hecho el control de la detención que exige ese país”, indicó en una declaración oficial el vicedefensor del Pueblo, Luis Andrés Fajardo, tras viajar a Haití.

La canciller y vicepresidenta colombiana, Marta Lucía Ramírez, pidió al gobierno de Haití brindar garantías a los colombianos detenidos en su país y cumplir con los tratados internacionales en materia de derechos humanos. En una carta enviada al embajador haitiano en Colombia, Jean Mary Exil, el 30 de julio, Ramírez aseguró que hay “irregularidades en la detención y asistencia a los connacionales” que no contaban con ninguna clase de asistencia jurídica para ejercer su defensa.

Tres días después, el embajador de Haití respondió en una entrevista al medio televisivo Red Más Noticias que su país respeta “todo lo que tiene que ver con derechos humanos” y añadió que no hay “absolutamente ninguna irregularidad en los procesos”.

La Defensoría del Pueblo entregó el informe a la Organización de Estados Americanos (OEA) y a la Cancillería colombiana, y advirtió que los detenidos están en condiciones de hacinamiento debido a que no han sido trasladados a una celda, se encuentran aislados e incomunicados desde su arresto y permanecen juntos y esposados en un “un corredor con un baño contiguo” que mide aproximadamente seis metros de largo por dos metros de ancho y al que no entra la luz del sol.

Además, los detenidos duermen en el piso, comen dos veces al día y tienen un acceso limitado al agua, debido a que les ofrecen 20 litros al día que deben dividir entre 18 colombianos y dos haitianos, advirtió la Defensoría en un comunicado.

La Oficina Integrada de la ONU en Haití señaló en un informe publicado en junio de este año que la mayor parte de la población carcelaria en ese país está confinada en “condiciones inhumanas” y todavía no ha sido sentenciada. La preocupación se extiende a las condiciones de salud y prestación de servicios médicos. Según el informe, aproximadamente 100 prisioneros murieron en años anteriores por malnutrición y una epidemia de tuberculosis.