Advertisement

El año que recién terminó fue en el que más arrestos arbitrarios se registraron en Cuba en el último lustro. Según un reporte difundido ayer por la disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) en 2014 se produjeron ocho mil 899 detenciones por motivos políticos, aproximadamente dos mil 500 más que el año anterior y cuatro veces más que las dos mil 74 registradas en 2010.

Diciembre cerró con 489 aprehensiones, cien más que noviembre, “algunas con violencia”, además de las 70 detenciones realizadas el día 30 con motivo del performance convocado por la artista Tania Bruguera en el cual fueron apresados disidentes como el periodista independiente Reinaldo Escobar, el promotor del proyecto Estado SATS, Antonio González Rodiles y la propia Bruguera que estuvo en prisión tres veces en 72 horas.

Advertisemen

El caso tuvo relevancia en las redes sociales, pues la creadora tenía como propósito artístico montar un micrófono en la Plaza de la Revolución para que los cubanos pudieran expresar sus anhelos a la luz de un renovado vínculo con EU, luego de que los presidentes Raúl Castro y Barack Obama anunciaran el 17 de diciembre el restablecimiento de las relaciones rotas hace más de cinco décadas.

Según los datos de la agrupación, las autoridades cubanas arrestaron a un total de 59 personas ese día, cuando “asistían o pretendían asistir” al acto para “ejercer su derecho a la libre expresión”.

A las detenciones se suman los arrestos domiciliarios de otros 11 opositores, entre los que figura la bloguera y directora del periódico digital independiente 14ymedio, Yoani Sánchez, también esposa de Escobar.

A través de un comunicado la CCDHRN, liderada por el opositor Elizardo Sánchez, calificó como un “hecho positivo” el anuncio del restablecimiento de relaciones entre La Habana y Washington; sin embargo, subrayó que “la situación de derechos civiles y políticos sigue siendo la peor en todo el hemisferio occidental”.

“La CCDHRN no espera cambios significativos a corto plazo en esa situación tan desfavorable, y con esas credenciales, el régimen de los Castro se apresta a participar en la Cumbre de Las Américas dentro de unos tres meses”, afirmó la ONG.

Su visión es la misma que el académico Rafael Rojas, quien en entrevista con La Razón consideró que la la legislación penal de la isla es restrictiva, pero en los últimos años ha sido aplicada con cierto cuidado a las artes plásticas.

“La limitación y criminalización de libertades públicas en la isla persistirá, en la medida en que aumenten las demandas de democratización. La contradicción entre una política exterior abierta y una política doméstica cerrada se agudizará en los próximos años”, aseguró el experto.

Pero la represión no socava las intenciones de EU de mejorar sus relaciones con el régimen cubano. Así lo hizo saber el portavoz del Departamento de Defensa, Jen Psaki, quien aseguró que la nueva política anunciada por Barack Obama, permitirá dialogar precisamente sobre ese tipo de restricciones con el gobierno de Raúl Castro.

“La situación en Cuba continúa siendo pobre. Hay límites a las libertades fundamentales incluyendo la libertad de expresión, asociación, y reuniones pacíficas. Ciertamente estos son puntos que forman parte de este nuevo diálogo, pero (los recientes arrestos a opositores) no ha afectado la próxima mesa de discusión”, expresó Psaki.

Además la funcionaria recordó que durante los primeros diálogos entre ambos países, se le presentó a Cuba una lista con el nombre de algunos presos políticos que deberían ser liberados, aunque enfatizó que los nombres de estas personas no serán revelados, por el momento.

“No vamos a mencionar los nombres específicos de esas personas. La lista la compartimos con el gobierno de Cuba. Obviamente, es un tema que continuaremos discutiendo con ellos, pero no vamos a dar a conocer esa lista de forma pública”, sostuvo Psaki.

La vocera reconoció que el restablecimiento de las relaciones, tras 53 años de congelamiento diplomático, no pueden ocurrir de la noche a la mañana, y que hay un gran número de pasos que “ambas partes deben realizar para continuar con este proceso”.

Uno de los primeros pasos es el nombramiento de un embajador estadounidense en Cuba, acción que podría encontrar una fuerte oposición en el Congreso estadounidense que a partir de hoy es controlado por los republicanos. Los políticos conservadores ya advirtieron que harán todo lo posible para echar atrás el acercamiento del gobierno de Barack Obama con Raúl Castro.

Crece represión en Cuba: ONG. Las detenciones arbitrarias en 2014 cuadruplican a las dos mil 47 registradas en 2010.