Cuba: septiembre sería el de mayor cifra de casos de COVID

(AP) — Pese a imponer un prolongado aislamiento y un toque de queda en la capital, Cuba podría terminar el mes con el mayor número de contagios del nuevo coronavirus.

A poco de concluir septiembre, la isla acumula 1.421 casos de la infección y está a 11 de alcanzar la cifra registrada en agosto. “Parece ser que en septiembre vamos a terminar con una cifra superior y sería el mes de mayor casos confirmados”, destacó el martes el director de Epidemiología, Francisco Durán, durante una conferencia de prensa virtual.

Paralelamente, en siete provincias de la isla no se reportaron pacientes en por lo menos 15 días.

En agosto se registraron 1.432 pacientes positivos, concentrados sobre todo en las provincias occidentales y La Habana, lo que obligó hace un mes a las autoridades a cerrar la capital e impedir el tránsito hacia y desde otras localidades, al tiempo en que estableció un toque de queda nocturno. Tampoco comenzaron las clases, a diferencia de otras provincias donde la epidemia estaba controlada, y los comercios redujeron sus servicios y horarios.

“Es posible el control de esta enfermedad”, apuntó Durán, al referir que algunas provincias llevan dos semanas sin un solo caso y en los territorios de Guantánamo y la Isla de la Jueventud son ya 150 días sin reportes de COVID-19, aunque se continuaron realizando allí pruebas y un monitoreo sanitario.

El rebrote concentrado en el occidente del país y con La Habana a la cabeza y al que se sumó luego el registrado en Ciego de Avila con un foco muy activo en agosto supo peor a los cubanos porque a mediados de julio el propio Durán había informado de una jornada con cero caso.

En aquellos momentos se bajó la percepción de riesgo, se abrieron las playas, la circulación se permitió y la vida social retomó cierto ritmo que terminó por estropear la buena nueva. Hasta el martes, se habían confirmado en Cuba 5.531 casos, con 122 decesos.

Las autoridades informaron que más de 4.800 personas se recuperaron para un 88%, por lo que estimó Durán, la letalidad en Cuba es de 2.20%, un poco más de un punto más baja que el promedio en las Américas.

Actualmente se están realizando unas 7.000 muestras diarias en todas las provincias y se acumulan unas 606.000 de estas pruebas.

Con pocos recursos materiales a su disposición, la estrategia de la isla se basó en una rápida reacción y un fuerte trabajo de atención primaria con visitas casa por casa de médicos y estudiantes para detectar casos y el aislamiento obligatorio en centros especiales de los casos sospechosos.

En Cuba el sistema de salud es gratuito para toda la población en todos sus niveles.

Como medidas sanitarias de contención se cerraron los vuelos comerciales, el turismo –casi inexistente– se confinó a centros hoteleros en cayos separados, se detuvieron las clases y se hizo obligatorio el uso de los barbijos y el distanciamiento social.

Para la cuenta de desafíos por resolver estuvieron las largas colas que se vio obligada a hacer la población para conseguir alimentos y otros productos básicos en medio de un fuerte desabasto que ya aquejaba su economía desde 2019 y que se profundizó.

Mientras tanto, los científicos cubanos tienen ya en fase de ensayos clínicos un candidato vacunal propio llamado “Soberana 01”, que según el protocolo debería estar listo para febrero o marzo de 2021, al tiempo que se firmó un acuerdo con Rusia para producir el antígeno de esa país, Sputnik V.

—————-

Andrea Rodríguez está en Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP

Similar Articles

Comments

Noticias recientes