Difunden documentos sobre reubicación de migrantes

0
66
Inmigrantes se congregan frente a la iglesia episcopal de San Andrés, el 14 de septiembre del 2022, en Martha's Vineyard, Massachusetts. (Ray Ewing/Vineyard Gazette vía AP)

(AP) — Las autoridades de Florida comenzaron a planificar en julio el transporte de migrantes hacia otros estados y dijeron a los posibles contratistas que su tarea sería reubicarlos de manera voluntaria, según documentos estatales.

Los documentos entregados el viernes en la noche a The Associated Press y otras organizaciones noticiosas arrojan nuevos detalles sobre el programa que incluyó el traslado en avión, el 14 de septiembre, de 48 migrantes venezolanos, de San Antonio, Texas, a Martha’s Vineyard, una isla frente a la costa de Massachusetts.

Debido a ese vuelo, un sheriff en Texas comenzó una investigación en tanto que dos demandas fueron presentadas en medio de las críticas de que el programa fue un ardid político del gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, para atraer a su base conservadora.

DeSantis, que busca reelegirse este año, es mencionado con frecuencia como posible aspirante presidencial en 2024. Su oficina no había respondido el sábado a un correo electrónico en el que se le solicitaba que hiciera declaraciones sobre los documentos.

Según esos escritos, el programa tal como se esbozó en julio tenía como propósito “brindar asistencia a la reubicación voluntaria de Extranjeros Sin permiso que se encuentren en Florida y hayan aceptado ser asentados” en otras partes del país. El documento no mencionó a los migrantes encontrados en Texas.

Una empresa de Florida que participó en la licitación pero que no ganó, Gun Girls Procurement Solutions Inc., estableció un precio de 26.000 dólares para transportar un mínimo de cinco personas y personal de seguridad a Massachusetts.

Otro concursante que dio sus precios fue una compañía de transporte fletado por jet de Nueva York, llamada Wheels Up, de acuerdo con los documentos.

Al final, las autoridades estatales escogieron a Vertol Systems Co., con sede en Destin, Florida, a la que le han pagado a la fecha 1,56 millones de dólares por el vuelo a Martha’s Vineyard y posiblemente un segundo viaje que no se efectuó a Delaware, el estado natal del presidente Joe Biden. No se han anunciado otros vuelos.

En Massachusetts, las autoridades dijeron el viernes que todos los migrantes venezolanos que han solicitado asilo en Estados Unidos abandonaron un albergue temporal en una base militar en cabo Cod.

En un comunicado difundido por correo electrónico, el gobierno del gobernador Charlie Baker “agradeció los esfuerzos de colaboración entre varias agencias estatales y varios proveedores sin fines de lucro para garantizar que cada individuo recibiera los recursos humanitarios necesarios y el acceso a nuevas opciones de albergue”.

Algunos migrantes han demandado a DeSantis y otros funcionarios de Florida ante una corte federal en Boston con el argumento de que fueron víctimas de un “plan fraudulento y discriminatorio” para asentarlos en otros lugares.

El senador demócrata de Florida, Jason Pizzo, también presentó una demanda ante una corte estatal en Tallahassee en la que se afirma que el vuelo a Massachusetts violó la ley estatal en parte porque los migrantes no se encontraban en Florida en ese momento.