Advertisement

El Canal de Panamá cumplió un siglo. El canal de Panamá es una vía de navegación interoceánica entre el mar Caribe y el océano Pacífico que atraviesa el istmo de Panamá en su punto más estrecho.

Desde su inauguración, ocurrida el 15 de agosto de 1914, ha tenido el efecto de acortar en tiempo y distancia de la comunicación marítima, dinamizando el intercambio comercial y económico al proporcionar una vía de tránsito corta y relativamente barata1 entre los dos océanos, influyendo decisivamente en los patrones del comercio mundial, impulsando el crecimiento económico de los países desarrollados y en vías de desarrollo, además de proporcionar el impulso básico para la expansión económica de muchas regiones remotas del mundo. En 2012, Estados Unidos, China, Chile, Japón y Corea del Sur fueron los cinco principales usuarios del canal.

Advertisemen

Antes de su apertura, los pasos naturales utilizados entre los océanos Atlántico y Pacífico eran el estrecho de Magallanes y el cabo de Hornos, ubicados en el extremo austral de Chile

Con la mira puesta en ampliar su movimiento de carga y que se espera esté lista a partir de 2016, el Canal de Panamá cumplió un siglo desde que por primera vez una embarcación cruzó esta vía acuática que une el Atlántico con el Pacífico y cuya construcción costó la visa de entre 7 mil y 10 mil vidas de trabajadores, según estimaciones del gobierno panameño.

Los orígenes de esta vía interoceánica nos llevan hasta el siglo XVI cuando Carlos V, por medio de un decreto emitido en 1534, apoyó el primer estudio para la construcción de una ruta entre ambos océanos.

De acuerdo con documentos históricos del gobierno panameño, la idea para abrir esta vía surgió después de que Vasco Núñez de Balboa cruzó el Istmo en 1514 y se diera cuenta de la poca distancia que separaba el océano Atlántico del Pacífico. Sin embargo, esta idea fue abandonada por ser considerada imposible.

Tres siglos después de que surgió esta idea, los gobiernos de Estados Unidos y Francia recuperaron el proyecto, siendo las autoridades galas las que iniciaron la aventura en 1874 por iniciativa del conde Ferdinand de Lesseps, quien fundó la Compañía Universal del Canal Interoceánico con el objetivo de construir un canal por Panamá.

FRANCIA. Es así que inicia la aventura a partir de 1880, trabajos que bajo la batuta francesa duró 20 años. El esfuerzo galo mermó debido a deudas y a que la Compañía Universal se quedó sin dinero para continuar los trabajos.

Ante este panorama, cedió la estafeta a la Nueva Compañía del Canal y los trabajos de excavación siguieron, pero nuevamente la falta de fondos obligó a vender los derechos de la construcción al gobierno de Estados Unidos por 40 millones de dólares.

El 23 febrero 1903, el Senado de EU aprueba el acuerdo sobre el Canal de Panamá y ya con el proyecto de la vía marítima que unirá los océanos Atlántico y pacífico se inicia en 1904 la construcción del Canal, obra que fue dirigida por el cuerpo de ingenieros del ejército estadunidense.

OBSTÁCULOS. En los 10 años que se esperaban para la terminación de la obra que costó 400 millones de dólares, surgieron infinidad de contratiempos que de una u otra forma se fueron resolviendo al paso de los días.

Uno de estos obstáculos fue el costo de vidas de trabajadores que estuvieron en esta magna obra. Aunque las cifras oficiales no refieren un total exacto, se habla de que entre 7 mil y 10 mil personas murieron por fiebre amarilla, malaria y accidentes durante la década que duro la construcción.

De los aproximadamente 58 mil personas que trabajaron en la construcción del coloso, la mayoría eran salvadoreños, guatemaltecos, nicaragüenses y trabajadores locales, también se habla de que fueron contratados griegos, españoles, chinos y japoneses.

DUDAS. Al acercarse la fecha prevista para la apertura de esta vía interoceánica, surgieron dudas sobre la inauguración de la misma, dado que los tambores de la Primera Guerra Mundial se escuchaban con fuerza desde Europa.

A pesar de esta situación, el 15 de agosto de 1914 fue inaugurada esta magna obra, siendo el SS Ancon el primer barco que oficialmente cruzó el canal. Debido al estallido de la Gran Guerra, la inauguración que se esperaba fuera con bombo y platillos y alfombra roja nunca ocurrió y todo quedó en una austera apertura.

Uno de los episodios curiosos que se tienen de la historia de los primeros cien años del Canal de Panamá es el registrado entre el 14 y 23 de agosto 1928, cuando el aventurero Richard Halliburton cruzó a nado el canal y tuvo que pagar 36 centavos, el precio más bajo aplicado jamás a un pasaje para atravesar.

AMPLIACIÓN. Mientras se desarrollaba la actividad marítima por esta vía, en 1937 el Congreso de Estados Unidos dio luz verde para la ampliación del canal, lo que permitiría una circulación en tres carriles.

A lo largo de estos años la administración del canal corría por cuenta de Estados Unidos, quien el 31 de diciembre de 1999, entregó la administración del canal a la Administración del Canal de Panamá, que pese a ser un órgano independiente transfiere gran parte de sus ganancias a las arcas del gobierno.

Ante las necesidades de ampliar la vía, en septiembre de 2007, comienzan estas obras que por divergencias administrativas y económicas han frenado su finalización, pero a decir de las autoridades panameñas, se estima que la ampliación estará lista para entrar en operación a principios del 2016.

Sin personalidades celebran el centenario de la vía acuática

El Canal de Panamá conmemoró ayer sus cien años con una ceremonia en la que sin personalidades, no faltaron ni el pastel ni la música típica y en la que se rindió homenaje a sus más de 12 mil trabajadores y al sacrificio de los que participaron en la construcción de la obra que unió el Atlántico con el Pacífico.

El acto tuvo lugar en las esclusas de Miraflores, en el sector Pacífico, y estuvo encabezado por el administrador del Canal de Panamá, Jorge Luis Quijano, y el ministro de Asuntos del Canal y presidente de la junta directiva, Roberto Roy.

Dos remolcadores del canal, el Cerro Pando y el Cerro Punta, pasaron por Miraflores haciendo sonar sus sirenas coincidiendo con la ceremonia para conmemorar el centenario.

Los festejos por el centenario de la vía acuática culminaron anoche con una gala artística trasmitida por la televisión panameña y la presentación de una película sobre la historia del Canal.

Por Mario D. Camarillo Cortés
Mundo