Advertisement

No cabe duda que la industria de los vehículos autónomos va avanzando a pasos agigantados. Y mientras que el coche sin conductor de Google continúa atrayendo la atención, Ford no se quiere quedar atrás, por lo que se ha convertido en el primer fabricante de automóviles en probar sus vehículos autónomos en Mcity, una ciudad “fantasma” diseñada especialmente para experimentar con este tipo de tecnología.

En el mes de julio de este año se supo la noticia de la creación de Mcity, un espacio que simula el entorno urbano en el mundo real y a gran escala ubicado en la Universidad de Michigan. Mcity forma parte del Mobility Transformation Center de esta institución, y ocupa una superficie de casi 130.000 metros cuadrados, con instalaciones tales como edificios, semáforos, paso peatonales y carreteras, que ofrecen la oportunidad de probar los automóviles en un entorno realista.

Advertisemen

El Fusion Hybrid de Ford ha sido el vehículo elegido por la compañía automotriz para llevar a cabo estas pruebas. Y mientras otros fabricantes han estado experimentando con sus automóviles en calles y carreteras públicas, Ford considera que las pruebas en Mcity podrían ayudar a acelerar la investigación de tecnologías avanzadas de detección, como cámaras, radares, sensores LiDAR y sistemas de mapeo 3-D, al probarlas en un entorno seguro y sin poner en peligro a los demás conductores o a los peatones.

“Las pruebas del vehículo autónomo de Ford en Mcity presentan un entorno urbano desafiante, a la vez que seguro, en donde podremos realizar pruebas de manera repetida para perfeccionar nuestra tecnología” señala Raj Nair, vicepresidente de desarrollo de producto de Ford.

Entre las pruebas a las que el Ford Fusion Hybrid autónomo ha sido sometido dentro de Mcity, se encuentran cambios repentinos en la luz de paso de los semáforos, cruces con conductores y peatones que no respetan las normas; además de pruebas en una variedad de superficies, como asfalto, suelo mojado y suciedad; así como maniobras en rampas, túneles y glorietas, y cambios de dos, tres y cuatro carriles en carreteras.

“El objetivo de Mcity es que tengamos un factor de escala. Cada milla conducida allí puede representar 10, 100 o 1,000 millas de conducción en carretera, en términos de nuestra capacidad para procesar las ocurrencias de eventos difíciles” comenta Ryan Eustice, profesor asociado de la Universidad de Michigan y colaborador principal en la investigación de Ford con la institución.

Aún queda mucho trabajo por delante antes de que podamos ver al Fusion Hybrid circulando libremente por las calles, sin embargo se trata de un gran avance para Ford, quien lleva trabajando más de 10 años en sus vehículos autónomos. Nair añade que “Se trata de un paso importante que cambiará la vida de millones de personas al mejorar su movilidad”.

El coche autónomo circula por Mcity

Por Paola Hernández (Hoy en TEC)