El jardinero de la Casa Blanca que ha visto a 10 presidentes

0
62
ARCHIVO - Dale Haney, principal jardinero de la Casa Blanca, habla con la primera dama Michelle Obama en el jardín sur de la residencia presidencial, en Washington, el 15 de octubre de 2009. (AP Foto/Alex Brandon, Archivo)

(AP) — Los presidentes van y vienen, pero una constante a lo largo de 10 mandatos ha sido Dale Haney, el principal jardinero de la Casa Blanca, que cumple este mes 50 años de servir a las familias, y a muchas de sus mascotas.

La principal responsabilidad de Haney es cuidar el extenso césped, los coloridos jardines de flores, los cientos de árboles, los miles de arbustos y el floreciente huerto de las 7 hectáreas (18 acres) de propiedad que rodean la Casa Blanca. También elige cada año el árbol de Navidad oficial y ya ha elegido el abeto de este año, procedente de una granja de Pensilvania.

Pero Haney es quizás más conocido por muchos en la Casa Blanca, desde el personal hasta los agentes del Servicio Secreto, como el guardián de las mascotas del presidente.

“Es como el encantador”, dijo Anita McBride, que era una joven ayudante en la oficina de correspondencia del gobierno de Ronald Reagan cuando conoció a Haney.

Hoy en día, a Haney se le ve a menudo paseando a Commander, el pastor alemán del presidente Joe Biden.

“Lo primero que pienso cuando me acuerdo de Dale es su relación con los animales de la primera familia”, dijo Gary Walters, que tuvo un largo historial laboral al servicio de cuatro presidentes durante 20 años como jefe de mayordomos de la Casa Blanca, dirigiendo al personal de la residencia.

Walters recordó el caos tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 y la evacuación de la Casa Blanca mientras el presidente George W. Bush estaba en Florida. Walters y parte de su personal se habían quedado a pesar de la evacuación. Estaban en el jardín sur cuando Walters se dio la vuelta “y allí estaba Dale con Barney bajo un brazo y Kitty Cat bajo el otro”.

“Tenía que encontrarlos y buscaba indicaciones sobre qué hacer con ellos”, dijo Walters sobre el terrier escocés y el gato de Bush. Finalmente, las mascotas se reunieron con Laura Bush en un lugar remoto.