Advertisement

La batalla de las primarias del martes en Florida para el Senado, Cámara de Representantes y Gobernación se presenta crucial para el futuro control del Congreso federal, especialmente por el duelo entre el aspirante republicano Rick Scott y el demócrata Bill Nelson por un puesto en la Cámara alta.

Según una encuesta del pasado 21 de agosto elaborada por Florida Atlantic University (FAU), Scott, actual gobernador del estado, parece tener el viento a favor al mantener una ventaja de seis puntos porcentuales sobre Nelson, que este martes no tiene rival.

Advertisemen

El sondeo otorgaba el 45 % de intención de voto a Scott, del que se da por hecha su victoria en las primarias de este martes, frente al 39 % de Nelson, un político que ha cumplido ya los 75 años, una edad que podría pesar en su contra en la adjudicación del asiento.

No obstante, los demócratas confían en que el clima político potencialmente favorable a esta formación dará al final la victoria al senador Nelson sobre Scott, que con su millonaria inversión en esta campaña puede poner en peligro el objetivo de los demócratas de hacerse con el Senado federal.

“Pese a lo inmensamente rico que es Scott, nunca hemos dudado de que Nelson ganará. Aun cuando Scott gaste decenas de millones de dólares en ataques con falsos anuncios (de campaña), Nelson está en una posición muy fuerte”, señaló recientemente el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

Pero el Partido Republicano parece respaldar con entusiasmo la carrera electoral del empresario Scott, de 65 años, quien asumió la gobernación de Florida en el 2011 y ha mantenido desde entonces una imagen de político con sensibilidad hacia la comunidad hispana y su voto.

De hecho, Scott espera poder arrebatarle el escaño al demócrata Nelson con la ayuda de los votantes hispanos: se estima que más de un millón de hispanos participarán en las elecciones primarias de Florida.

Una encuesta divulgada la semana pasada por la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos (NALEO) prevé la participación de 1.004.000 votantes latinos en estas elecciones primarias, lo que supone un aumento del 12,6 % comparado con los comicios de noviembre de 2014.

La comunidad hispana, que comprende más de uno de cada seis votantes registrados en Florida (17 %), “está lista para desempeñar un papel clave en las elecciones primarias y generales de 2018”, destacó NALEO.