Advertisement

Este fin de semana subió al estrado durante el mítin de la Marcha por Nuestras Vidas en Washington, mencionando los nombres de los 17 estudiantes y empleados muertos a tiros en su preparatoria de Parkland, Florida. Y luego guardó silencio durante seis minutos, escribe CNN.

Se trató de un momento impulsivo —calificado como el “silencio más fuerte en la historia de las protestas sociales de Estados Unidos” por analistas—. La estudiante de 18 años mostró al mundo cómo se sintió agazaparse en un aula escolar durante seis minutos y 20 segundos mientras un asesino disparaba.

Advertisemen

Esto es lo que usted necesita saber sobre Emma González:

“Tengo 18 años, soy cubana y bisexual”: así inició González el artículo que escribió para la revista Harper’s Bazaar.

González se escondió en el auditorio cuando Nikolas Cruz les disparaba a sus compañeros.

Su padre huyó de Cuba y es abogado. González nación en Estados Unidos. Su madre es asesora de matemáticas.

González dice que ser franca sobre su sexualidad la ha ayudado a impulsar su activismo: lleva tres años siendo presidente de la Alianza Gay-Heterosexual de su escuela.

Tuvo que hacer una presentación en Powerpoint para convencer a sus padres de darle permiso para rasurarse la cabeza: no se trató de lago político, fue práctico. “Todo el tiempo tenía calor”, dijo en la cuenta de Instagram de Humans of New York-style.

Se volvió famosa por decirles “jaladas” a los argumentos de los legisladores: cuatro días después de la masacre, González, de 1.57 metros (5 pies 2 pulgadas), se subió a unas cajas para alcanzar los micrófonos y dar un apasionado discurso durante un mítin a favor del control de armas en Fort Lauderdale, Florida.

“Los políticos que se sientan en el Congreso y el Senado en sus escaños cubiertos de oro financiados por la Asociación Nacional del Rifle, y nos dicen que no pudo haberse hecho nada para prevenir esto —¡nosotros les decimos que eso son jaladas!—. Dicen que leyes más estrictas de armas no reducen la violencia con armas de fuego —¡les decimos que eso son jaladas..!—. Dicen que ninguna ley pudo haber prevenido los cientos de tragedias sin sentido que han ocurrido —¡les decimos ‘jaladas’…!—. Que nosotros somos demasiado jóvenes para entender cómo funciona el Gobierno —¡nosotros a eso le decimos ‘jaladas’!”.

Y luego se peleó con la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés): en una audiencia pública organizada por CNN, dijo a la vocera de la NRA Dana Loesch, que no le respondió directamente, “quiero que sepa que nosotros respaldaremos a sus hijos de una manera en que no lo harán ustedes”.

Tiene más seguidores que la NRA en Twitter: cuatro días después de la matanza creó la cuenta @EmmaChange para abogar por un control más estricto de las armas. Tiene una legión de más de un millón de seguidores.

Ha salido en la portada de Time.

El político que se refirió a ella como “lesbiana rapada racista” abandonó la contienda.

González sigue pensando ir a la universidad después de graduarse.