Estudiantes latinos en EEUU deberían ser prioridad

0
76
ARCHIVO - Christine Montoya, de 13 años, escucha a la maestra de historia Wendy Leighton mientras discute los juicios de brujas en Salem con sus alumnos en la escuela Monte del Sol, en Santa Fe, Nuevo México, el 3 de diciembre de 2021. (AP Foto/Cedar Attanasio, Archivo)

(AP) — Los estudiantes latinos deberían ser una prioridad para financiación federal después de que se rezagaran durante la pandemia de coronavirus a pesar de haber conseguido notables avances educativos en las últimas décadas, dijeron el lunes los líderes del mayor grupo de defensa de los derechos civiles de los hispanos en Estados Unidos.

“Hay financiación”, dijo Amalia Chamorro, quien supervisa la política educativa de UnidosUS, antes conocido como El Consejo Nacional de La Raza. “Tenemos que asegurarnos de que se destina a los estudiantes con más necesidades”.

Un análisis de The Associated Press de los datos estatales y federales del año pasado encontró que el gobierno federal había proporcionado 190.000 millones de dólares en ayuda a las escuelas, cuatro veces más de lo que el Departamento de Educación de Estados Unidos gasta en las escuelas K-12 en un año típico.

Un nuevo informe sobre el acceso de los estudiantes latinos, publicado por UnidosUS en su actual reunión en San Antonio, afirma que los estudiantes de minorías étnicas y los de bajos ingresos se enfrentaron a los mayores desafíos durante la pandemia debido a problemas como la falta de acceso a internet en sus hogares cuando las clases se impartían en línea.

“No podemos permitir que se reviertan los logros educativos que tanto nos costó conseguir, pero también sabemos que el statu quo anterior a la pandemia no estaba funcionando tan bien como debería”, dice el informe.

El informe señala que los padres latinos describieron sus frustraciones en los grupos de discusión que UnidosUS celebró el año pasado, en los que contaron que sus hijos estaban distraídos y ávidos de interacción social.

Citaba una encuesta realizada en 2021 en la que se constataba que más del 70% de los padres latinos decían que sus hijos habían sufrido un problema de aprendizaje durante la pandemia, y muchos se preocupaban por si podían apoyarlos con sus problemas escolares.

“Hemos llegado a un bache y ahora tenemos que volver a encarrilarnos”, dijo Eric Rodríguez, vicepresidente de política y defensa de UnidosUS. “Estamos especialmente preocupados por los estudiantes de inglés”.

La transición a la instrucción a distancia fue especialmente difícil para los estudiantes de inglés porque la mayoría de ellos provienen de familias de bajos ingresos y tienden a tener padres con niveles limitados de educación, dice el informe. También es más probable que no tengan una vivienda y que carezcan de acceso a internet de alta velocidad.

El informe dice que una encuesta de maestros realizada por la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno encontró que los maestros con más del 20% de estudiantes de inglés en el año escolar 2020-2021 encontraron que los niños estaban teniendo problemas con la comprensión de sus lecciones e incluso con el acceso a las comidas escolares.

A pesar de las dificultades, el informe dice que los estudiantes latinos de K-12 han logrado importantes avances en las últimas tres décadas, ya que su proporción en las escuelas de Estados Unidos se ha triplicado desde el 9% en 1984 hasta el 28% actual. Las tasas de graduación de secundaria para los latinos alcanzaron un máximo histórico de casi el 82% en 2019, a pesar de las desigualdades y las barreras para el éxito.

“El curso de las próximas dos décadas estará determinado por las decisiones que tomemos hoy”, concluye.