Israel lanza nueva ronda de bombardeos sobre Gaza

0
113
Palestinos sacan a un sobreviviente de entre los escombros de un edificio residencial destruido por un bombardeo de Israel, el domingo 16 de mayo de 2021, en Gaza. (AP Foto/Khalil Hamra)

(AP) — Aviones de combate de Israel lanzaron una nueva serie de intensos bombardeos en distintos puntos de la Ciudad de Gaza el lunes en la madrugada, horas después de que el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu indicó que la cuarta guerra con los gobernantes del grupo extremista Hamas en Gaza continuará.

Las explosiones hicieron estremecer la ciudad de norte a sur durante unos 10 minutos, en una ofensiva que fue de mayor intensidad, sobre una zona más extensa y de mayor duración que los ataques de las 24 horas previas en los que murieron al menos 42 palestinos, el bombardeo más letal desde que estallaron los intensos enfrentamientos. En la ofensiva israelí previa se derrumbaron tres edificios.

En un discurso televisado, Netanyahu dijo que los ataques continuaban con “toda su fuerza” y que “tomarán tiempo”. Israel “quiere imponerle un alto precio” a Hamas, agregó, acompañado de su ministro de Defensa y rival político, Benny Gantz, en un despliegue de unidad.

Hamas también siguió con sus ataques, usando zonas civiles de Gaza para disparar cohetes hacia zonas civiles de Israel. Uno de los proyectiles alcanzó una sinagoga en la ciudad de Ascalón, en el sur de Israel, poco antes del inicio del feriado judío de Shavuot, informaron los servicios de emergencia. No se reportaron heridos.

En el bombardeo israelí a primeras horas del domingo, varias familias quedaron enterradas bajo los escombros. En el suelo podía verse un canario amarillo aplastado. Los vidrios rotos y los escombros cubrían las calles a cuadras de distancia de la avenida importante del centro donde los tres edificios fueron derrumbados en un lapso de 5 minutos alrededor de la 1 de la mañana.

Las hostilidades han ido en aumento en el transcurso de la última semana, al grado de convertirse en los combates más intensos en el territorio que alberga a 2 millones de palestinos desde la devastadora guerra entre Israel y Hamas en 2014.

“No he visto semejante nivel de destrucción en mis 14 años de trabajo”, comentó Samir al-Khatib, funcionario de rescates en Gaza. “Ni siquiera en la guerra de 2014”.

Las cuadrillas de rescate buscaban desesperadamente entre los escombros con bulldozers y retroexcavadoras en medio de los nubarrones de polvo.

“¿Pueden escucharme? ¿Están bien?”, gritaba un socorrista por un agujero entre los escombros. Minutos después, los socorristas lograron sacar a un sobreviviente. El Ministerio de Salud de Gaza dijo que entre los muertos había 16 mujeres y 10 niños, y otras 50 personas resultaron heridas en el ataque.

Haya Abdelal, de 21 años y quien vive en el edificio contiguo al que fue destruido, dijo que estaba dormida cuando los ataques le obligaron a salir a la calle. Acusó a Israel de no emitir su advertencia habitual a los residentes al momento de lanzar ataques como este.

“Estamos cansados”, declaró. “Necesitamos una tregua. Ya no podemos resistirlo”.

La oficina del portavoz del ejército señaló que el ataque estaba dirigido a “infraestructura militar subterránea” de Hamas.

Como resultado del bombardeo, “la instalación subterránea se desplomó, provocando que los cimientos de las estructuras civiles que se encontraban encima también se vinieran abajo, lo que derivó en víctimas no intencionales”, indicó.

Entre los muertos reportados se encontraba el doctor Ayman Abu Al-Ouf, director del departamento de medicina interna en el Hospital Shifa y alto miembro del comité del hospital para enfrentar el COVID-19. Dos de sus hijos adolescentes y otros dos familiares también quedaron bajo los escombros.

El fallecimiento del médico de 51 años “fue una enorme pérdida en un momento muy delicado”, declaró Mohamed Abu Selmia, director del hospital.