Advertisement

Ivanka Trump, la hija y asesora del presidente Donald Trump utilizó una cuenta personal de correo electrónico para enviar cientos de email sobre asuntos oficiales de la Casa Blanca el año pasado, según revelan correos publicados este lunes por un grupo de vigilancia no partidista, American Oversight.

The Washington Post fue el primero en informar sobre los correos electrónicos. Según el rotativo, que cita fuentes familiarizadas con un análisis interno de la Casa Blanca sobre su correspondencia, Ivanka envío cientos de correos electrónicos a funcionarios, asesores y asistentes, muchos de ellos en violación de los protocolos del Gobierno.

Advertisemen

Un portavoz del abogado Abbe Lowell, que representa a Trump, ha reconocido en un comunicado este lunes que la hija del presidente utilizó el correo personal mientras “hacía la transición” al gobierno.

“Como la mayoría de las personas, antes de ingresar al servicio gubernamental, la Sra. Trump utilizó un correo electrónico privado. Cuando ingresó al gobierno, recibió una cuenta de correo electrónico del gobierno para uso oficial. Durante la transición al gobierno, hasta que la Casa Blanca le brindó la misma orientación que a otros que comenzaron antes que ella, la Sra. Trump a veces usaba su cuenta privada, casi siempre para fines logísticos y de planificación relacionados con su familia”, ha dicho el portavoz, Peter Mirijanian.

Mirijanian agrega que Trump no “creó un servidor privado”, ni eliminó ni envió correos electrónicos clasificados, ambas referencias claras a la ex candidata presidencial Hillary Clinton.

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton (2009-2013), cuyo uso del correo originó una investigación del FBI, también recibió duras críticas del presidente Trump en la campaña electoral de 2016, cuando incluso llegó a pedir cárcel para su oponente.

Ivanka Trump asumió un puesto oficial en la Casa Blanca el 30 de marzo de 2017. La revisión citada por el Washington Post encontró que usó una cuenta privada gran parte del año, enviando correos electrónicos a funcionarios del gabinete, asesores de la Casa Blanca y asistentes.

La demanda de registros públicos citada por este diario fue presentada por American Oversight, organismo de control ético no partidista y sin fines de lucro. En una publicación en la web de este grupo, apuntan que los correos electrónicos se obtuvieron después de haber presentado solicitudes de registros a cinco agencias el 31 de marzo de 2017, los departamentos de Comercio, Educación, Trabajo, Tesorería y Administración de Pequeños Negocios, que buscaban mensajes de Ivanka Trump. Según dicen, cuando las agencias no los proporcionaron, American Oversight demandó.