La nueva y triste realidad del Barcelona

0
66
El capitán del Barcelona Gerard Piqué hace un gesto después de la derrota ante el Bayern Múnich en un partido de la Liga de Campeones, el martes 14 de septiembre de 2021 (AP Foto/Joan Monfort)

(AP) — Al Barcelona le espera un periodo muy turbulento de adaptación en la era post Lionel Messi.

Y ello quedó manifiesto tras la debacle 3-0 como local ante el Bayern Múnich en la Liga de Campeones el martes, la primera derrota que sufren desde que Messi tuvo que marcharse por el marasmo financiero del club catalán

“Es lo que hay, somos lo que somos ahora”, sintetizó el capitán Gerard Piqué luego de un partido en el que los azulgranas fueron vapuleados de principio a fin en el Camp Nou. “Es un año complicado”.

Sombra del equipo que encandilaba con Messi en la cancha, el Barcelona ni siquiera pudo ensayar un remate a puerta en todo el partido y se encontró bajo un asedio permanente del Bayern.

“Es lo que hay en estos momentos”, dijo resignado el técnico Ronald Koeman, escudándose en las ausencias de los lesionados delanteros Ansu Fati y Ousmane Dembélé. “No quiero buscar excusas, pero todo el mundo sabe perfectamente qué había disponible, sobre todo en la parte de ataque. Hay que aceptar lo que hay y trabajar”, afirmó.

El nuevo estrépito se produjo a algo más de un año de la bochornosa derrota 8-2 contra el mismo Bayern en los cuartos de final de la Liga de Campeones de 2020, el revés que desnudó por completo las falencias del Barça.

“Pobre Barça”, tituló el diario deportivo Marca en su portada del miércoles. “La Triste Realidad”, rotuló Sport, deportivo de la ciudad de Barcelona.

Koeman, quien fue contratado poco después de la paliza sufrida ante el Bayern, sostuvo que al Barcelona le tomará bastante tiempo volver al máximo nivel.

“Nosotros tenemos muchos jugadores jóvenes que dentro de dos o tres años van a ser mejores. Es dificilísimo de aceptar, pero esperar a mejorar cosas y que la gente mejore de sus lesiones”, dijo.

Koeman también perdió a Antoine Griezmann en la ventana de transferencias el mes pasado, una en la que el atacante holandés Memphis Depay fue el refuerzo más destacado. También adquirieron a Sergio Agüero, pero el veterano delantero argentino es uno de varios jugadores que se recuperan de lesiones, junto a Dembélé, Fati y Sergiño Dest.

El martes, Koeman abrió las puertas del primer equipo a dos adolescentes: Yusuf Demir, extremo de 18 años, y Gavi, volante de 18. El mediocampista Pedri González, también de 18 años, fue titular.

“Me quedo con que han entrado chavales de 18 años”, dijo Piqué. “Es la realidad”.

Al Barcelona no le quedará otra que depender de su cantera para capear el desastre de sus finanzas por culpa de la pandemia y la mala gestión de previas directivas. No pudieron ofrecerle un nuevo contrato a Messi y el crack argentino se marchó al Paris Saint-Germain.

El presidente azulgrana Joan Laporta rogó a la afición seguir alentando al club al admitir que necesitará tiempo para enderezar el rumbo.