LatAm es la región con más niños sin clase presencial

0
76
Los padres indígenas aymarás acompañan a sus hijos con uniformes de protección nuevos a la escuela Jancohaqui Tana cuando regresan para su primera semana de clases presenciales en medio de la pandemia de COVID-19 cerca de Jesús de Machaca, Bolivia, el jueves 4 de febrero de 2021. (AP Foto/Juan Karita)

(AP) — Naciones Unidas dijo el jueves que Latinoamérica y el Caribe es la región del mundo que tiene a mayor número de niños sin escolarización en persona debido a la pandemia de COVID-19.

Farhan Haq, el vice portavoz del Secretario General de la ONU, António Guterres, dijo durante la rueda de prensa diaria que lleva a cabo la organización que la región tiene a 114 millones de niños que siguen sin tener educación en persona.

Haq dijo que el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) reportó que sólo siete países en la región han abierto plenamente sus escuelas. En 12 países y territorios las escuelas están totalmente cerradas. En el resto de la región están parcialmente cerradas, indicó.

UNICEF emitió un comunicado diciendo que a pesar de los esfuerzos por ofrecer clases virtuales, la disrupción de clases presenciales en la región ha tenido un “impacto catastrófico” en logros educativos de los niños y en su salud mental. El comunicado dijo que los niños en Latinoamérica y el Caribe han perdido una media de 158 días de escolarización en persona.

“Esta es la peor crisis educativa que Latinoamérica y el Caribe ha experimentado en su historia moderna”, dijo en el comunicado Jean Gough, el director regional de UNICEF para Latinoamérica y el Caribe. “Muchos niños ya han perdido un año de escolarización cara a cara, ahora empiezan a perder otro año. Cada día adicional sin clases presenciales pone a los niños más vulnerables en riesgo de abandonar la escuela para siempre”.

En México, el cierre de escuelas que se inició en marzo de 2020 aún se mantiene. El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el jueves que es posible que entre abril y mayo comience un proceso progresivo de reapertura de las escuelas al sur del país.

En Guatemala, hubo un sistema híbrido de enseñanza hace algunas semanas pero los niveles de contagio de COVID-19 aumentaron y se regresó a sólo clases virtuales en casi todo el país. Esta semana un grupo de padres de colegios exclusivos hicieron una manifestación frente al Ministerio de Educación para pedir “libertad” para sus hijos y que se les permitiera volver a los colegios. El ministerio no dio marcha atrás.

En Chile pasó algo similar: se reiniciaron las clases el 1 de marzo, en línea y presenciales. En torno al 30% de las 9.500 escuelas lo hicieron en forma presencial, principalmente en colegios de barrios acomodados. Sin embargo, recientemente casi una veintena de las 52 comunas del gran Santiago se fue a cuarentena, y esta semana se sumarán todas al confinamiento debido a la alta tasa de contagios

En Argentina, en la mayoría de las escuelas del país hay clases presenciales con sistema de burbujas desde mediados de febrero. Si bien las autoridades advierten sobre la segunda ola de COVID con el invierno en el hemisferio sur, no hay por el momento voluntad política para suspender nuevamente las clases dado el fuerte impacto negativo que tuvo el cierre de escuelas.

En el caso de El Salvador, el gobierno anunció el regreso de los estudiantes a las aulas a partir del 6 de abril, después de más de un año que cerraron las puertas de las escuelas y universidades. La ministra de Educación, Carla Henanía, dijo que el regreso a clases será de forma “segura, gradual, semipresencial y opcional”, por lo que los padres podrán decidir si llevan a sus hijos o no. De optar por continuar con las clases virtuales, los estudiantes seguirán teniendo acceso a las múltiples plataformas habilitadas para la continuidad educativa.