Manfred y Clark acuerdan 60 juegos, paga prorrateada

(AP) — Tras días de dimes y diretes en torno del dinero entre las Grandes Ligas y el sindicato de peloteros, el comisionado Rob Manfred comenzó a dudar si habría una temporada en 2020, y lo dijo así en televisión.

Luego, llamó al líder sindical Tony Clark, a quien le dijo que, si aceptaba, viajaría de Nueva York a Arizona para sostener una reunión por primera vez en tres meses. Ambos charlaron cara a cara el martes, durante varias horas, en una habitación del Westin Kierland Resort & Spa de Scottsdale.

Salieron de ese hotel con lo que la oficina de las mayores considera ahora un marco de trabajo, no una mera propuesta, para jugar la temporada demorada por la pandemia de coronavirus, en parques sin público.

El plan incluye paga completa, aunque prorrateada, pese a jugar sin fanáticos, dijeron a The Associated Press fuentes cercanas a los detalles del documento, quienes hablaron a condición de permanecer en el anonimato porque los detalles no se han anunciado.

Cada equipo disputaría 60 juegos —en vez de los 162 que conforman una temporada normal— durante 10 semanas a partir del 20 de julio. Sin embargo, podría añadirse al calendario un encuentro inaugural, el 19.

El marco de trabajo derivaría en que los peloteros recibieran aproximadamente el 37% de sus salarios. Así, éstos totalizarían casi 1.480 millones de dólares en vez de los 4.000 millones contemplados originalmente.

La postemporada se expandiría de 10 a 16 clubes este año, y los dos duelos de comodín se transformarían en una ronda completa de ocho equipos. Habría así ocho series, a ganar dos de un máximo de tres juegos.

Ello crearía un mínimo de 14 nuevos compromisos de playoffs, cuyos derechos de transmisión podrían venderse. Las Grandes Ligas tendrían la opción adicional de involucrar a 14 o 16 equipos en la postemporada de 2021.

Las mayores garantizarían un fondo de 25 millones de dólares a distribuir entre los peloteros en la postemporada. Se repartirían así participaciones de playoffs para los jugadores en caso de que no puedan venderse boletos para los juegos.

Podría emplearse el bateador designado en todos los juegos por primera vez en la historia, incluyendo a los clubes de la Liga Nacional para 2020 y 21.

Ambas partes realizarían contribuciones conjuntas a iniciativas en favor de la justicia social.

Los peloteros con los llamados contratos divididos —que pagan un salario menor cuando el jugador es enviado a las ligas menores— no tendrían que pagar el adelanto que recibieron ya: 16.500, 30.000 o 60.000 dólares dependiendo de su convenio para un total de unos 33 millones de dólares.

Similar Articles

Comments

Noticias recientes