Más de 10.000 civiles han muerto en Mariúpol

0
48
Tanques ucranianos pasan por una calle en Irpín, a las afueras de Kiev, Ucrania, el lunes 11 de abril de 2022. (AP Foto/Evgeniy Maloletka)

(AP) — La asediada ciudad ucraniana de Mariúpol mostraba más horrores tras seis semanas de ataques de las tropas rusas. El alcalde de la ciudad dijo que más de 10.000 civiles han muerto en el estratégico puerto sureño, donde los cadáveres “cubrían las calles”.

Mientras Rusia golpeaba la localidad nororiental de Járkiv y se preparaba para atacar el este de Ucrania, el presidente del país advirtió que las fuerzas del presidente ruso, Vladimir Putin, podrían emplear armas químicas. Autoridades occidentales investigaban una acusación sin confirmar de un regimiento ucraniano de que se había arrojado una sustancia tóxica sobre Mariúpol.

La ciudad ha sufrido algunos de los peores ataques y sufrimiento de los civiles en la guerra. Sin embargo, los ataques rusos por tierra, mar y aire han limitado cada vez más la información sobre lo que ocurre dentro de la ciudad.

En declaraciones por teléfono con The Associated Press, el alcalde de la ciudad, Vadym Boychenko, acusó a las fuerzas rusas de haber bloqueado durante semanas la entrada de convoyes humanitarios en la ciudad con la intención de ocultar al mundo exterior la carnicería que allí se vive. Boychenko estimó que la cifra de muertos en Mariúpol podría sobrepasar los 20.000.

El alcalde también dio nuevos datos sobre las acusaciones de autoridades ucranianas de que las fuerzas rusas han llevado equipamiento portátil de incineración a Mariúpol para deshacerse de los cadáveres de las víctimas del asedio. Boychenko dijo que las fuerzas rusas han llevado muchos cuerpos a un enorme centro comercial donde hay instalaciones de almacenaje y refrigeradoras.

“Han llegado crematorios móviles en forma de camiones: Lo abres y adentro hay un tubo y estos cuerpos son incinerados”, dijo el alcalde.

Boychenko habló desde un lugar situado en el territorio controlado por Ucrania, pero fuera de Mariúpol. El alcalde señaló que tenía varias fuentes para la descripción de la supuesta cremación metódica de los cadáveres por parte de las fuerzas rusas en la ciudad portuaria, pero no dio detalles sobre las fuentes de su información.

El descubrimiento de un gran número de civiles aparentemente masacrados en los alrededores de la capital, Kiev, ha provocado una condena generalizada y acusaciones de generalizadas de que Rusia está cometiendo crímenes de guerra en Ucrania.

Esas fuerzas se retiraron después de que sus esfuerzos por tomar Kiev fracasaran ante una firme resistencia ucraniana. Ahora, las tropas rusas dicen que se centrarán en el Donbás, una región industrial en el este de Ucrania. Funcionarios occidentales han reportado indicios de que el ejército ruso prepara una gran ofensiva en la zona.

Durante una visita en el remoto este de Rusia, el presidente, Vladimir Putin, dijo que el ejército ruso conseguirá sus objetivos en Ucrania y afirmó que la campaña pretende garantizar la seguridad de Rusia. Añadió que su país no tiene intención de aislarse y que las potencias extranjeras no lograrán aislarlo, pese a la batería de sanciones.

La visita de Putin a Vostochny es su primer viaje público fuera de Moscú desde que Rusia inició su operativo militar en Ucrania el 24 de febrero.

El Ministerio británico de Defensa, por su parte, dijo que las fuerzas rusas seguían saliendo de Bielorrusia para respaldar las operaciones en el este de Ucrania.

“Los combates en el este de Ucrania se intensificarán en las próximas dos a tres semanas, conforme Rusia sigue centrando sus esfuerzos allí”, dijo el Ministerio en un tuit. “Los ataques rusos continúan centrados en posiciones ucranianas cerca de Donestk y Luhansk, con más combates en torno a Jersón y Mykolaiv y un nuevo avance sobre Kramatorsk”.

El Donbás lleva desde 2014 dividido por los combates entre separatistas aliados de Rusia y fuerzas ucranianas, y Rusia ha reconocido la independencia de los separatistas.

Los estrategas militares creen que los líderes rusos parecen contar con que el apoyo local, la logística y el terreno en la región favorezcan al ejército ruso, más grande y mejor armado, lo que podría permitir a las tropas rusas inclinar por fin la balanza a su favor.

Rusia ha designado a un experimentado general para que dirija la nueva campaña en la región oriental del Donbás, pero aún hay dudas sobre la capacidad de las mermadas y desmoralizadas tropas rusas para conquistar mucho terreno.