Advertisement

“Las soluciones militares están en posición y cargadas, si Corea del Norte no actúa sabiamente. ¡Esperemos que Kim Jong-un encuentre otro camino!”, escribió este viernes Donald Trump en su cuenta oficial de Twitter.

El mensaje fue una nueva señal de advertencia al régimen norcoreano, luego de que el jueves le exigiera “guardar la compostura”. De lo contrario, afirmó entonces el mandatario, estaría en problemas como ningún país lo ha estado.

Advertisemen

Las advertencias se sucedieron después de que Corea del Norte informó sobre sus planes de atacar aguas cercanas a Guam. De todos modos, funcionarios estadounidenses dijeron que no había mayor movimiento en los activos de las fuerzas armadas en la región y tampoco había signos de que Pyongyang se estaba preparando para la guerra.

Trump se había negado a decir ante reporteros si Estados Unidos está considerando un ataque militar preventivo, momentos antes de que se reuniera con sus principales asesores en materia de seguridad nacional en su campo de golf en Nueva Jersey.

El presidente insistió que Corea del Norte había estado “saliéndose con la suya con una tragedia que no se puede permitir”.

Trump acusó a sus predecesores de haber tomado medidas insuficientes y recalcó que era tiempo de que alguien encarara al país asiático.

Aunque las tensiones se han incrementado desde hace meses por las pruebas de misiles realizadas por Corea del Norte, el ritmo aceleró aún más cuando el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el sábado nuevas sanciones que Trump había pedido. Las sanciones desataron una nueva ola de intensa retórica.

En su última amenaza, Corea del Norte anunció un detallado plan para lanzar cuatro de sus misiles Hwasong-12 sobre Japón hasta aguas próximas a la pequeña isla de Guam, donde hay dos bases militares estadounidenses y una población de 160.000 personas.