Policía: 5 muertos en tiroteo en un club gay de Colorado

0
30
R.J. Lewis llora sobre las bancas de la iglesia unitaria All Souls al inicio de una ceremonia en honor de las víctimas del ataque al Club Q, el domingo 20 de noviembre de 2022, en Colorado Springs, Colorado. (Parker Seibold/The Gazette vía AP)

(AP) — Un hombre armado de 22 años abrió fuego en un club nocturno gay de Colorado, donde mató a cinco personas e hirió a 25 antes de ser sometido por los “heroicos” clientes y arrestado por policías que arribaron minutos después, informaron las autoridades el domingo.

Al menos dos armas de fuego, incluyendo un “fusil largo” usado durante el tiroteo, fueron encontrados en el Club Q después del ataque del sábado por la noche, indicó la policía.

En su página de Facebook, el club indicó que se trató de un “ataque de odio”. Los investigadores seguían intentando determinar un motivo y si lo procesarán como crimen de odio, dijo el fiscal del condado El Paso, Michael Allen. Los cargos contra el sospechoso “probablemente incluyan asesinato premeditado”, añadió.

La policía identificó al atacante como Anderson Lee Aldrich, quien permanece bajo custodia y fue atendido por lesiones.

Un hombre con el mismo nombre fue arrestado en 2021 luego de que su madre informara que la amenazó con una bomba casera y otras armas, dijeron las autoridades, que se negaron a dar detalles sobre dicho incidente. No se hallaron explosivos, señalaron las autoridades en aquel momento, y el diario The Gazette de Colorado Springs reportó que los fiscales no presentaron cargos y que los registros estaban sellados.

Las autoridades recibieron un aviso de un tiroteo en el Club Q a las 11:57 del sábado, y el primer agente llegó al lugar a la medianoche.

Joshua Thurman narró que estaba en el club con unas dos docenas de personas y se encontraba bailando cuando comenzaron los disparos. Al principio creyó que el ruido era parte de la música, hasta que escuchó otro disparo y dijo que vio el destello de un cañón.

Thurman, de 34 años, indicó que corrió junto con otra persona hacia un vestidor, donde ya había alguien escondiéndose. Le echaron el cerrojo a la puerta, apagaron las luces y se tendieron en el suelo, pero podían escuchar los actos de violencia que se desarrollaban, incluyendo cuando el agresor fue golpeado, narró.

“Pude haber perdido la vida, y ¿por qué? ¿Con qué fin?”, se preguntó entre lágrimas. “Sólo estábamos divirtiéndonos. No estábamos haciéndole daño a nadie. Estábamos en nuestro espacio, nuestra comunidad, nuestro hogar, pasándola bien como todos los demás”.

El agresor fue confrontado por “al menos dos personas heroicas” que lucharon y sometieron al sospechoso, dijo el jefe de policía Adrian Vasquez.

“Tenemos con ellos una gran deuda de agradecimiento”, añadió. Los detectives también indagan si Aldrich recibió ayuda antes del ataque, dijo Vasquez.

La policía no dio más detalles sobre las otras armas de fuego que se encontraron en el lugar.

De los 25 lesionados, al menos siete estaban en estado crítico, indicaron las autoridades. Algunos resultaron heridos mientras intentaban huir, y se desconoce si todas las víctimas fueron baleadas, dijo un portavoz de la policía.

El suceso hizo recordar la masacre de 2016 en el club gay Pulse de Orlando, Florida, donde murieron 49 personas. Colorado ya ha experimentado varios asesinatos masivos, entre ellos el de la secundaria Columbine en 1999, el de un cine de un suburbio de Denver en 2012 y el de un supermercado de Boulder el año pasado.

Se trata de la sexta balacera masiva este mes en Estados Unidos y ocurre un año después de que la nación se viera sacudida por la masacre de 21 personas en una escuela primaria de Uvalde, Texas.

El Club Q es un centro nocturno gay que incluye un show de drag los sábados, según su sitio web. La página de Facebook del lugar señaló que entre los eventos planeados se incluía “un espectáculo punk y alternativo” antes de una fiesta de cumpleaños, así como un almuerzo de drags para todas las edades el domingo.

Los eventos drag se han convertido en el blanco de la retórica y protestas anti-LGBTQ recientemente. Sus opositores, incluyendo políticos, han propuesto prohibir la participación de niños, asegurando falsamente que se usan para “preparar” a los menores de edad con el fin de que sigan el mismo camino.

El procurador general, Merrick Garland, fue informado sobre el tiroteo. El FBI asiste a la policía con la investigación.

El presidente Joe Biden dijo que, aunque de momento se desconoce el motivo, “sabemos que la comunidad LGBTQI+ ha sido víctima de una horrenda violencia de odio en los últimos años”.

“Los lugares que se supone que son lugares seguros de aceptación y celebración nunca deberían convertirse en lugares de odio y violencia”, añadió. “No podemos y no debemos tolerar el odio”.

___

Los periodistas de The Associated Press Colleen Slevin en Denver, Michael Balsamo en Washington, Jamie Stengle en Dallas, Jeff McMillan en Scranton, Pensilvania, y Matthew Brown en Billings, Montana, contribuyeron a este despacho.