Advertisement

En uno de los espectáculos más dantescos en lo que va de campaña electoral, varios manifestantes en un acto de campaña de Donald Trump en Nueva Mexico lanzaron a la policía camisetas en llamas, botellas de plástico y otros objetos, hiriendo a varios agentes, y volcaron cubos de basura y derribaron barricadas.
Las autoridades lo describieron como “disturbios”. La policía respondió empleando aerosol de pimienta y granadas de humo contra la multitud reunida en el Centro de Convenciones de Albuquerque.
Durante el mitin, Trump se vio interrumpido en varias ocasiones por protestas de personas que gritaban, alzaban pancartas y se resistían a que agentes de seguridad los sacaran del lugar.
Las mantas decían “Trump es fascista” y “Hemos oído suficiente”. En un momento dado, el personal de seguridad arrastró físicamente a una manifestante de las gradas.
Otros activistas se enzarzaron con el equipo de seguridad mientras se resistían a ser expulsados del centro de convenciones, abarrotado con miles de entusiastas partidarios de Trump.

El multimillonario reaccionó con su bravuconería habitual, pidió a seguridad que retirara a los manifestantes y se burló de ellos, diciéndoles “váyanse a casa con su mamita”.
Trump respondió con una pregunta a un inconforme: “¿qué edad tiene ese niño?”. El magnate se contestó: “Todavía usa pañales”.
Los partidarios de Trump gritaron a coro “¡Construye el muro!”. En los altercados se rompió una puerta de cristal a la entrada del recinto.
El fiscal de Albuquerque, Doug Antoon, dijo se habían lanzado piedras a través de las ventanas del centro de convenciones cuando él se marchaba el martes por la noche. Los cristales rotos cayeron cerca de sus pies, añadió.

Advertisemen

“Esto no fue una protesta, fueron disturbios. Estos son grupos de odio”, dijo de los manifestantes. Varios agentes recibieron atención por heridas por pedradas, indicó la policía de Albuquerque. Al menos una persona fue arrestada durante el disturbio, añadió la policía.
Durante el acto de campaña, los manifestantes que estaban fuera rebasaron las barreras y chocaron con la policía provista de equipo antimotines. También quemaron camisetas y otros objetos que tenían el lema de Trump de “Make America Great Again”.

Protestas violentas en un acto de Donald Trump en Nueva Mexico