Puerto Rico impone medidas más escritas por repunte de virus

(AP) — La gobernadora Wanda Vázquez anunció el miércoles que restringirá diversas actividades en Puerto Rico todos los domingos durante 24 horas para combatir un aumento en las infecciones de coronavirus.

Los gimnasios, teatros y bares permanecerán cerrados y únicamente los restaurantes con zonas al aire libre tendrán permitido recibir clientes, pero al 25% de su capacidad. Los establecimientos infractores serán clausurados durante un mes, señaló Vázquez.

Además, sólo se permitirá el ingreso a las playas a personas que hagan ejercicio como corredores y surfistas, y los negocios, centros comerciales y bancos podrán funcionar al 25% de su capacidad.

Las nuevas medidas entrarán en vigor el sábado y estarán vigentes hasta el 11 de septiembre. El uso de mascarillas seguirá siendo obligatorio.

“Tenemos que ajustarnos a vivir con una nueva realidad”, declaró Vázquez, y dijo que el incremento en los casos se debe a gente descuidada.

La gobernadora indicó también que aún está por verse si las clases presenciales en las escuelas públicas comenzarán a mediados de septiembre conforme a lo programado.

“Nos avecinamos a un otoño terrible”, apuntó.

Un toque de queda de las 10 p.m. a las 5 a.m. continúa vigente de lunes a sábado, y los domingos sólo podrán salir de casa las personas que vayan a farmacias, tiendas de comestibles, hospitales o citas médicas.

Expertos en salud elogiaron el anuncio, pero muchos dijeron que las nuevas medidas debieron haberse implementado la semana pasada debido a que persiste el aumento en los contagios.

Este territorio estadounidense de 3,2 millones de habitantes ha registrado más de 12.400 casos confirmados de coronavirus y por lo menos 356 muertes, incluida la anunciada el miércoles de una mujer de 19 años. Entre quienes han dado positivo figura Carlos Méndez, presidente de la Cámara de Representantes de la isla.

Una cifra sin precedentes de 644 casos en 24 horas fue reportada el 4 de agosto, dijo a The Associated Press el doctor José Rodríguez Orengo, del Fideicomiso de Salud Pública de Puerto Rico.

“Era un número que jamás habíamos visto”, señaló Rodríguez. “Esta pandemia está en crecimiento”.

Sin embargo, el funcionario subrayó que Puerto Rico todavía no registra cifras preocupantes de personas en unidades de cuidados intensivos o intubadas, lo cual, dijo, refleja el hecho de que 80% de los contagiados tienen menos de 60 años.

Atribuyó el aumento en los contagios a personas provenientes de la parte continental de Estados Unidos que vienen a visitar a parientes y amigos, la falta de un sistema sólido de rastreo de contactos y a una deficiente campaña de difusión.

Similar Articles

Comments

Noticias recientes