República Dominicana dice que permitirá comercio de productos esenciales en frontera con Haití

0
122
Varias personas permanecen a un costado de un canal en construcción en una de las márgenes del río Masacre --una frontera natural entre Haití y la República Dominicana--, en una fotografía del viernes 15 de septiembre de 2023 que fue captada desde Dajabón, República Dominicana. (AP Foto/Ricardo Hernández)

(AP) — República Dominicana anunció el lunes que permitirá provisionalmente el comercio de productos esenciales dominicanos, como alimentos y medicinas, en la frontera con Haití, pero mantendrá la prohibición de ingreso de ciudadanos haitianos al país.

La medida entrará en vigor el miércoles a partir de las 8:00 de la mañana en cuatro provincias fronterizas para facilitar el comercio de esos productos, dirigidos especialmente para los niños, indicó el gobierno en un comunicado en el que anunció otra serie de medidas.

El anuncio se da semanas después que Dominicana anunciara el cierre de su frontera con Haití debido a la construcción en el vecino país de un canal para desviar aguas del río Masacre que se desplaza a lo largo de la frontera norte de ambas naciones con el fin de aliviar una sequía que afecta a la planicie haitiana de Maribaroux.

Esto generó una crisis diplomática y tensión entre ambos países que comparten la isla caribeña La Española.

En respuesta a esa construcción, Dominicana rehabilitó la toma de agua “La Vigía” para obtener agua del río antes de que ingrese a territorio haitiano y anunció la licitación para la construcción de una presa para administrar el río en territorio dominicano.

Tras el anuncio del lunes para permitir el cruce de alimentos y medicinas, el gobierno de Haití emitió un comunicado en el que “reafirma el derecho inalienable de los haitianos a un uso equitativo de los recursos hídricos binacionales” y califica de “desproporcionadas” las medidas adoptadas por las autoridades dominicanas.

“El Gobierno sigue favoreciendo el diálogo para resolver el contencioso con la República Dominicana sobre la Masacre de Rivière. Consideraría inaceptable y hostil cualquier intento de desviar las aguas de dicho río para privar a los haitianos de su derecho a utilizarlo, en violación del acuerdo de 1929”, añadía el comunicado.

El gobierno dominicano había señalado que se reforzará la presencia militar en la frontera para hacer más difícil el acceso a su territorio de pandilleros que podrían huir de la fuerza multinacional que llegará a Haití tras la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Mantendremos el cierre migratorio de la frontera, de manera indefinida, para impedir el tránsito de personas desde territorio haitiano”, indicó el gobierno. “Extenderemos indefinidamente la suspensión de la entrega de visas a ciudadanos haitianos”.

El gobierno también anunció que activará un fondo para financiar la mecanización de la agricultura, con el fin de tratar de reducir la contratación de trabajadores inmigrantes sin documento, al tiempo en que prohibió la exportación de productos electrónicos, cemento, varillas y otros materiales de construcción con los que puedan construirse en Haití estructuras que “amenacen nuestros activos medioambientales”, según el comunicado.