Siguen carencias en zonas de EEUU golpeadas por tornados

0
181
Vista aérea el 12 de diciembre de 2021 de la destrucción causada por un tornado en Mayfield, Kentucky. (AP Foto/Gerald Herbert)

(AP) — Los residentes de un poblado del estado de Kentucky devastado por un tornado podrían continuar sin calefactores, agua potable y electricidad ante las temperaturas heladas por un “periodo largo”, advirtió la alcaldesa el lunes, al tiempo que las autoridades batallan para restablecer los servicios luego que un gran número de tornados arrasaron con vecindarios y cobraron decenas de vidas en cinco estados.

Las autoridades continúan calculando la devastación causada por las tormentas del viernes, si bien creen que la cifra de muertos será menor a la que inicialmente temían dado que al parecer mucha más gente logró escapar de una fábrica de velas en Mayfield, Kentucky, que la que se pensó inicialmente.

“Esta es una mañana difícil… pero está bien, vamos a seguir bien”, indicó la alcaldesa de Mayfield, Kathy Stewart O’Nan, en entrevista para el programa ”CBS Mornings”.

Sin embargo, quienes sobrevivieron deberán enfrentar gélidas temperaturas y falta de servicios públicos.

“Perdimos una torre de agua, por lo que no contamos con agua dentro de los límites de la ciudad. Toda la electricidad fue suspendida sólo por cuestiones de seguridad después de que todo se vino abajo”, detalló O’Nan a los conductores del programa “Today” de la cadena NBC. “Y el gas natural ha sido apagado ante la gran cantidad de fugas. Por lo que no tenemos recursos”.

“Va a pasar mucho tiempo antes que los recursos puedan ser restablecidos aquí”, añadió la alcaldesa.

A lo largo del estado, decenas de miles de personas siguen sin electricidad. Elementos de la Guardia Nacional visitaron casa por casa para revisar el estado de la población y ayudar en el retiro de escombro. Perros entrenados para rastrear cadáveres realizaron tareas de búsqueda de víctimas.

Cuatro tornados azotaron Kentucky en total, incluyendo uno con un trazo extraordinariamente largo de aproximadamente 322 kilómetros (200 millas), de acuerdo con las autoridades.