Soler debuta con Marlins; pega 2 hits ante Matz

0
40
ARCHIVO - El cubano Jorge Soler, bateador designado de los Bravos de Atlanta, sostiene el trofeo al Jugador Más Valioso de la Serie Mundial, el 2 de noviembre de 2021. El martes 22 de marzo del 2022, Soler oficialmente firma con los Marlins de Miami por tres años. (AP Foto/David J. Phillip, archivo)

(AP) — Contratado por su buen bateo, Jorge Soler fue un hit en su debut con los Marlins de Miami.

De hecho, el Jugador Más Valioso de la última Serie Mundial pegó dos imparables antes de colocarse en su puesto a la defensiva.

El cubano, la mayor adquisición de los Marlins para la próxima campaña, fue primero en el orden y bateó el sábado un par de sencillos en la parte alta de la primera entrada del duelo ante San Luis, ante Steven Matz.

Más tarde, logró un tercer incogible en una victoria por 9-2.

“El primer día fue muy bueno”, destacó Soler, quien fue primer bate en 11 juegos de la campaña anterior y bateó cuatro cuadrangulares desde ese lugar.

Luego se convirtió en el único jugador en la historia que ha conectado un cuadrangular en el primer turno de la Serie Mundial. Encaminó así a los Bravos de Atlanta hacia la coronación frente a los Astros de Houston.

En el Clásico de Otoño, Soler totalizó tres vuelacercas en seis juegos.

El poder del cubano es incuestionable. Ha bateado de .246 de por vida, con 121 cuadrangulares y 343 impulsadas a lo largo de ocho temporadas en las Grandes Ligas.

Lideró la Liga Americana con 48 jonrones en 2019. Aquel año, con Kansas City, fue el último en que se robó una base.

Los Reales lo cedieron en canje a Atlanta a finales de julio de 2021. Tras esa operación, descargó 14 de sus 27 cuadrangulares.

Soler inauguró el duelo sabatino encontrando un lanzamiento de Matz. La pelota se fue de hit por la raya de la antesala, pese a una zambullida de Nolan Arenado, ganador del Guante de Oro.

Más tarde, en la misma entrada, Soler disparó un lineazo al bosque central.

Anotó dos carreras y bateó de 4-3.

El jardinero de 30 años sólo ha estado cuatro días en el campamento de pretemporada, tras firmar un contrato por tres años y 36 millones de dólares. En estas condiciones, el manager Don Mattingly se mostró algo preocupado de que el éxito temprano haya puesto en un mayor riesgo de lesión.

“Es su primer juego y probablemente estuvo algo entusiasmado”, dijo el piloto. “No iba a comenzar relajado, ¿cierto? Así que eso es lo que me puso algo nervioso”.