Sterling salva de nuevo a Inglaterra, que vence a los checos

0
97
Raheem Sterling, de la selección de Inglaterra, festeja su gol ante República Checa, el martes 22 de junio de 2021, en un partido de la fase de grupos de la Eurocopa, disputado en el estadio Wembley de Londres (Neil Hall/Pool Photo via AP)

(AP) — Al menos Inglaterra sabe que puede confiar en Raheem Sterling cuando necesita goles. La capacidad de definición, que brilló por su ausencia en los anteriores tres torneos internacionales del delantero, reapareció en casa.

Y le dio a su equipo el primer lugar de su grupo.

Sterling marcó su segundo gol en la Eurocopa, lo que terminó bastando para que la selección inglesa superara el martes 1-0 a República Checa.

Fue un duelo en Wembley entre dos equipos que se habían clasificado ya a los octavos de final.

“Siempre hemos sentido que no podemos dejarle toda la responsabilidad de anotar a Harry (Kane)”, manifestó el técnico inglés Gareth Southgate.

El cabezazo de Sterling a segundo palo, tras un centro de Jack Grealish a los 12 minutos colocó a Inglaterra en un camino en el que sólo debería salir una vez de Wembley durante el resto del certamen —para un potencial encuentro de cuartos de final en Roma.

La comodidad de Londres ciertamente le viene bien a Sterling, quien creció prácticamente a la sombra del arco que se yergue sobre Wembley y está resultando el jugador que define los partidos por Inglaterra.

Es una situación diametralmente opuesta a la observada en los mundiales de 2014 y 2018, así como en la Euro de 2016, cuando Sterling era incapaz de hallar las redes. En esta edición del certamen continental, fue también un tanto del delantero del Manchester City el que abrió el camino hacia la victoria sobre Croacia.

Sterling ha aparecido justo en momentos en que Kane, Botín de Oro de la Copa Mundial de 2018, está peleado con el gol.

Al menos, Kane realizó su primer disparo a puerta en el torneo, después de no conseguirlo ante Croacia ni en el 0-0 frente a Escocia.

“Conservamos hoy mejor el balón y tuvimos más opciones de ataque”, consideró Sterling, quien picó un balón ante el arquero Tomas Vaclik pero impactó el poste en los primeros minutos.

Salvo por el gol de Sterling, no hubo mucho que emocionara a un público limitado a 20.000 espectadores por la pandemia. También los entusiasmó ir conociendo la información del 3-1 que Croacia le recetó simultáneamente a Escocia para eliminarla y dejarla en el sótano del grupo.

Los goles en Glasgow tenían grandes implicaciones para los checos, que cayeron del primero al tercer lugar y no saben dónde jugarán su encuentro de octavos.

Inglaterra recibirá el martes al segundo lugar del Grupo F. Ese rival bien podría ser Francia, campeón mundial vigente; Portugal, monarca de la Euro anterior; o bien Alemania o Hungría.