Tras estampida que dejó 12 muertos, se da por finalizada la campaña del fútbol salvadoreño

0
6
En la foto del lunes 22 de mayo de 2023 se aprecia un altar erigido por los aficionados al fútbol que perecieron en el Estadio Cuscatlán de San Salvador (AP Foto/Salvador Meléndez)

(AP) — Cuatro días después de la tragedia provocada por una estampida de aficionados que dejó 12 muertos y más de 100 lesionados, las autoridades del fútbol salvadoreño acordaron el miércoles dar por finalizado el Campeonato Nacional.

La Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) y la dirigencia de la Primera División del Futbol Profesional anunciaron la medida en un comunicado, emitido tras largas reuniones y “conversaciones reflexivas” sobre la tragedia, que sobrevino cuando una avalancha de hinchas derribaron uno de los portones del estadio Cuscatlán.

“Hemos determinado dar por finalizado el Campeonato Nacional 2022-2023 de El Salvador”, informaron los dos organismos deportivos. “Nuestra prioridad será la de asegurarnos que se refuercen las medidas de seguridad en los eventos de fútbol”.

Tanto el órgano rector del fútbol salvadoreño como la máxima categoría de este deporte en el país centroamericano afirmaron que buscarán el apoyo y la asesoría de la FIFA y la CONCACAF, para implementar mejores protocolos que garanticen la tranquilidad y seguridad de los aficionados.

Las organizaciones decidieron también que, ante la decisión de dejar inconclusa la campaña, los clasificados para los próximos certámenes de la CONCACAF serán FAS, como campeón del Torneo Apertura 2022; Jocoro, como subcampeón, y Club Deportivo Águila, el que más puntos acumuló en la temporada regular entre el Apertura y Clausura 2022-2023.

La FESFUT informó también que, en virtud de la decisión tomada de finalizar el Campeonato, “el equipo descendido deportivamente es A.D Chalatenango” y que por las circunstancias que llevaron a esta decisión, no habrá campeón del torneo Clausura 2022-2023.

La tragedia ocurrió el sábado por la noche, pocos minutos después de iniciado el partido de vuelta entre Alianza y FAS por los cuartos de final de la liga salvadoreña.

Según las autoridades y declaraciones de testigos, cientos de aficionados enfurecieron cuando no se le dejaba ingresar al inmueble a pesar de tener en sus manos los boletos. Luego, comenzaron a empujar hasta derribar un portón, causando la estampida.

La Fiscalía General de la República, investiga las posibles “conductas criminales” de los involucrados en la organización del partido, a fin de determinar qué grado de culpabilidad e intencionalidad puede existir sobre los hechos que causaron las lesiones.

Desde la misma noche del sábado la Fiscalía comenzó a entrevistar a los involucrados en los aspectos de seguridad del evento.

También investigan por qué los administradores del estadio sólo abrieron un portón de la zona sur y por qué lo cerraron cuando había cientos de aficionados tratando de ingresar. El sector general donde ocurrió la estampida estaba designado exclusivamente para los aficionados de Alianza, que era el local.

Ya la Comisión Disciplinaria de la FESFUT, sancionó al equipo Alianza que tendrá que jugar sus partidos como local a puerta cerrada durante un año y pagar una multa de 30.000 dólares.

La Comisión valoró la posible inhabilitación de los directivos y el gerente general de Alianza para ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol por un año. Sin embargo, esa sanción se descartó porque no fue apoyada por la mayoría de los miembros de la organización.