Advertisement

El presidente Donald Trump dijo que se opone a cualquier ley migratoria que no incluya “un muro real” en la frontera con México y “una seguridad fronteriza muy fuerte”.

Republicanos moderados en la Cámara de Representantes impulsan un acuerdo que podría conducir a la ciudadanía a los jóvenes inmigrantes conocidos como ‘dreamers’, que llegaron hace años a Estados Unidos sin permiso legal.

Advertisemen

Pero Trump declaró en el programa “Fox & Friends” que a menos que el proyecto de ley “incluya un muro, y me refiero a un muro real, y a menos que incluya una seguridad fronteriza muy fuerte, no obtendrá mi aprobación”.

Sobre el tema de las demandas en tribunales contra sus restricciones migratorias, el presidente señaló que otros países tienen “personal de seguridad que se para y dice puedes entrar” en lugar de que los jueces decidan sobre los casos de inmigración.

“¿Quién oyó hablar de un sistema donde llevas a las personas a juicio?… Vamos a cambiar el sistema”, agregó.

Estados Unidos, afirmó Trump, tiene “de lejos las peores leyes de inmigración del mundo”. Añadió que quiere un paquete de leyes global que incluya todas sus prioridades. “Creo que es hora de tener el paquete entero”, comentó.

Pese a las gestiones de republicanos moderados para lograr un consenso, el ala derechista del partido rechaza lo que tilda de “amnistía” para personas que se encuentran en el país ilegalmente.

Los republicanos moderados lograron la 21º firma entre sus filas, es decir, con cuatro más podrán llevar el asunto a debate a finales de junio. Los dirigentes del partido tienen programada una reunión sobre el tema el 7 de junio.