Ucrania presiona en su contraofensiva; Rusia usa drones

0
68
Militares ucranianos conducen un tanque en dirección de la localidad de Siversk, el sábado 1 de octubre de 2022, en la región de Donetsk, Ucrania. (AP Foto/Inna Varenytsia)

(AP) — Rusia atacó el domingo con drones la localidad natal del presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy y otros objetivos, y Kiev recuperó el control absoluto de una ciudad estratégica en el este como parte de una contraofensiva que ha cambiado el curso de la guerra

La pérdida de la ciudad de Lyman, que las fuerzas rusas empleaban como núcleo de conexión logístico y de transportes, es un nuevo golpe para el Kremlin, que recientemente se anexó ilegalmente cuatro regiones de Ucrania y ha redoblado sus amenazas de que podría utilizar armas nucleares.

El despojo de tierras por parte del presidente ruso Vladimir Putin amenaza con llevar al conflicto a un nivel nuevo y peligroso. También provocó que Ucrania solicitara formalmente un ingreso acelerado a la OTAN.

Zelenskyy dijo el domingo que sus fuerzas ya controlan Lyman: “A las 12:30 (0930 GMT), Lyman está despejada por completo. Gracias a nuestros militares, nuestros guerreros”, declaró en un mensaje en video.

Las fuerzas armadas rusas no comentaron el domingo sobre Lyman después de anunciar el sábado la retirada de sus fuerzas del lugar hacia posiciones más favorables.

Las fuerzas armadas británicas consideraron que la recaptura de Lyman es un “importante golpe político” para Moscú, y Ucrania pareció capitalizar rápidamente sus avances.

Horas después del anuncio de Zelenskyy, la prensa ucraniana difundió una imagen de soldados ucranianos llevando la bandera nacional frente a una estatua en el poblado de Torske, a 15 kilómetros (9 millas) al este de Lyman y a poca distancia de Luhansk, una región ocupada por los rusos.

Poco después se publicó un video en internet que mostraba a un soldado ucraniano diciendo que las fuerzas de Kiev habían comenzado a enfocarse en la ciudad de Kreminna, al otro lado de la frontera de Luhansk, mientras se escuchaban detonaciones de artillería en el fondo. Corresponsales militares rusos también reconocieron ataques ucranianos cuyo blanco era Kreminna.

En otra foto, un soldado ucraniano está frente a una representación de una enorme sandía al sur de la localidad de Novovorontsovka a orillas del río Dneiper, en la frontera norte de la región de Jersón controlada por los rusos. Una bandera ucraniana ondeaba sobre la estatua y lo que parecían ser varias minas antipersonales desactivadas yacían a un costado.