Venezuela ordena capturar a contratista de EEUU

(AP) — La Fiscalía General de Venezuela ordenó el viernes la captura de un contratista estadounidense y dos opositores venezolanos por su supuesta vinculación con una fallida incursión armada el fin de semana, y anunció que pedirá su extradición.

La medida fue anunciada por el fiscal general Tarek William Saab, quien indicó que el Ministerio Público libró órdenes de aprehensión contra el ex boina verde Jordan Goudreau —quien se adjudicó la responsabilidad de la operación en el estado costero de La Guaira_, del congresista opositor Sergio Vergara y del asesor político Juan José Rendón por el supuesto diseño y financiamiento del plan.

“Vamos a solicitar su extradición”, dijo Saab, ya que los acusados se encontrarían en Estados Unidos, y agregó que le pedirá a la Interpol que los coloque en alerta roja.

Goudreau, directivo de la empresa de seguridad SilverCorp. con sede en Florida, dijo recientemente que suscribió un contrato con Vergara, Rendón y el líder opositor Juan Guaidó para derrocar al mandatario Nicolás Maduro. Guaidó, que también encabeza la Asamblea Nacional, ha descartado tener vínculos con la frustrada incursión.

Por su parte, Rendón manifestó esta semana a medios estadounidenses que le había pagado 50.000 dólares a Goudreau por un acuerdo preliminar, que no hizo efectivo, y que implicaba la exploración de la posible captura y entrega a las autoridades estadounidenses de algunas figuras del gobierno venezolano. Rendón negó que Guaidó haya firmado el contrato.

Ante los insistentes señalamientos de las autoridades, el líder opositor se pronunció de nuevo el viernes por la noche para reiterar que no tiene vínculos con la fracasada operación, que llamó “show sangriento”, y dijo que se busca “inventar nuevas excusas para seguir persiguiendo y detenerme”.

En un mensaje que difundió en las redes sociales, Guaidó retó a Maduro a que lo detenga, diciéndole: “si eres tan valiente dale, tú eres un dictador”.

“No se conformaron con sembrar armas, o falsas pruebas, sino que ahora llegaron al extremo de matar venezolanos y usar sus cuerpos sin vida para montar una historia”, sostuvo el político, y agregó que pese a esas acciones el gobierno “no podrá parar el gran descontento popular, la crisis que desborda”.

En un comunicado dirigido a la comunidad internacional por la oficina de prensa de Guaidó se reconoce que Vergara y Rendón, asesores de seguridad del líder opositor, sí “mantuvieron contacto” con SilverCorp., pero se sostiene que la propuesta que surgió de esos intercambios fue “rechazada” por el presidente del Congreso, y en octubre pasado se comunicó a los representantes de la firma que no se trabajaría con ellos.

Por la fracasada incursión armada del domingo en el estado La Guaira han sido detenidas 31 personas, entre ellas los estadounidenses Luke Denman y Airan Berry que estaban asociados a Goudreau, indicó Saab. Asimismo las autoridades libraron órdenes de captura contra otros 22 individuos.

El fiscal general precisó que los venezolanos detenidos serán imputados por los delitos de conspiración con gobiernos extranjeros, terrorismo, traición a la patria, rebelión, tráfico ilícito de armas de guerra, financiamiento del terrorismo y asociación para delinquir.

Por su parte, a Berry y Denman se les dictarán cargos por los delitos de terrorismo, conspiración, tráfico ilícito de armas de guerra y asociación para delinquir, precisó Saab.

Los estadounidenses fueron detenidos el lunes en el poblado costero de Chuao, en el estado central de Aragua, cuando se trasladaban en un bote junto con ocho personas, entre ellos algunos oficiales desertores.

El fiscal general, cercano al gobierno de Maduro, insistió en vincular a los gobiernos de Estados Unidos y Colombia con la fallida incursión, la que consideró una “moderna versión” de la invasión de Bahía de Cochinos en Cuba ocurrida en 1961.

Saab dijo que el plan implicaba un “desembarco camuflajeado” de los pasajeros de los botes, quienes se harían pasar por civiles y bañistas para luego formar “células terroristas” y proceder a realizar “asesinatos selectivos”.

El incidente ha generado nuevas tensiones entre Caracas y Washington, que el año pasado rompieron relaciones y cerraron sus embajadas luego de que el presidente Donald Trump apoyó a Guaidó cuando en enero de 2019 se declaró presidente interino de Venezuela.

Trump ratificó el viernes que su gobierno no tuvo nada que ver con el incidente y dijo en una entrevista con el canal estadounidense Fox News que “si alguna vez hiciéramos algo con Venezuela, no sería así. Sería un poco diferente. Se llamaría una invasión”.

El Secretario de Estado Mike Pompeo dijo esta semana que “harán lo posible” para lograr la repatriación de los dos estadounidenses detenidos, y planteó que, si las autoridades venezolanas deciden retenerlos, “utilizaremos todas las herramientas que tengamos disponibles para tratar de traerlos de regreso”.

El caso también ha generado fricciones dentro de la oposición venezolana. Al condenar la operación, el partido Primero Justicia exigió el viernes a Guaidó, en un comunicado que difundió en su cuenta de Twitter, destituir a todos los funcionarios que en nombre del presidente del Congreso se vincularon con los actores de la incursión y “replantear” los mecanismos de toma de decisiones de la oposición.

Similar Articles

Comments

Noticias recientes