Votantes republicanos anti-Trump no del todo leales en 2022

0
101
El expresidente Donald Trump en un evento de la Conferencia de Acción Política Conservadora, el 4 de marzo de 2023, en National Harbor en Oxon Hill, Maryland. (AP Foto/Alex Brandon, Archivo)

(AP) — El control de la representante Lauren Boebert en el 3er distrito del Congreso de Colorado no parecía en duda de cara a las elecciones intermedias del año pasado. pero al final, la legisladora que se ganó una reputación a nivel nacional como una combativa integrante del movimiento “Make America Great Again” (“Devolvamos la grandeza a Estados Unidos”) obtuvo la reelección por apenas 564 votos.

“Esto parecía algo seguro para una candidata republicana, por la manera en que está diseñado el distrito”, dijo Don Coram, un exsenador estatal que perdió ante Boebert en las primarias republicanas de junio pasado.

El apretado triunfo de Boebert fue emblemático por las dificultades que enfrentaron los republicanos en 2022 y podrían enfrentar nuevamente en 2024. Aunque el expresidente Donald Trump mantiene control sobre buena parte de la base del Partido Republicano, existe una notable minoría de votantes republicanos que no se consideran miembros de MAGA, refiriéndose por sus iniciales al movimiento “Hagamos grande a Estados Unidos otra vez”.

La mayoría de ellos, como leales republicanos, respaldaron a los candidatos del partido en 2022, según AP VoteCast. Sin embargo, la extensa encuesta nacional revela que estos republicanos conforman un porcentaje mayor de aquellos que optaron por no apoyar a un candidato en las contiendas de la cámara baja. Algunos de ellos mostraron su oposición a Trump por segunda ocasión, apoyando al demócrata Joe Biden para la presidencia en 2020 y a candidatos demócratas para la Cámara de Representantes en 2022.

En un clima político en que las elecciones competitivas obtienen notoriedad nacional y se deciden por estrechos márgenes, ningún partido puede dar por sentados a estos votantes.

El demócrata Adam Frisch dijo que sabía que había una apertura “bastante única” para que un demócrata más conservador conectara con los votantes de Colorado que no gustaban del estilo político agresivo de Boebert.

“Pasé buena parte de mi vida tratando de convencer a las personas de que era una opción lo suficientemente segura, no sólo para dejar en blanco su papeleta, sino para votar por un no republicano por primera vez o por primera vez en mucho tiempo”, dijo Frisch, quien ya anunció que se postulará nuevamente en 2024.

Los resultados sugieren que los demócratas también deben tener cuidado con los mensajes contra los “republicanos MAGA”, a quienes Biden criticó repetidamente antes de las elecciones de noviembre y está listo para volver a hacerlo en una campaña de 2024. La mayoría de los que no se identifican con el movimiento no parecen encontrarlo convincente. Los votantes que lo hagan podrían volver a un candidato republicano que represente sus valores conservadores tradicionales.

El estratega republicano Alex Conant sugirió que los candidatos republicanos no pueden contar con estos votantes mientras Trump esté involucrado en política. Pero 2024 puede ser diferente.

“No hay razón para que el candidato republicano en 2024 no pueda formar una coalición que incluya a la base de Trump y a los republicanos moderados e independientes”, indicó.