Artistas opositores presos van a juicio en Cuba

0
72
Diplomáticos de varios países esperan fuera del edificio del tribunal donde se lleva a cabo un juicio contra los artistas cubanos Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Castillo en La Habana, Cuba, el lunes 30 de mayo de 2022. (AP Foto/Ramón Espinosa)

(AP) — Un juicio a los artistas y opositores cubanos, Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Castillo, presos desde el año pasado, inició el lunes en La Habana, informaron activistas y colegas de los creadores.

La Fiscalía pide para Otero Alcántara siete años de prisión y 10 para el rapero Castillo -también conocido como Osorbo- y se espera que el juicio se desarrolle hasta el martes, dijo a The Associated Press la curadora de arte Claudia Genlui.

En la puerta del tribunal de Marianao había desde temprano este lunes custodia policial y un grupo de media docena de diplomáticos europeos que esperaban poder entrar a la sala, constató AP. En casos como éstos suele restringirse el acceso para que ingresen sólo los familiares.

El artista plástico Julio Llopiz-Casal fue uno de los testigos de la defensa de Otero Alcántara.

“Fui junto con el artista Lázaro Saavedra, que es premio nacional de artes plásticas, para hablar desde el punto de vista del artes de qué cosa es el performance y cuáles son las credenciales de Luis Manuel”, dijo a la AP Llopiz-Casal, quien refirió que estuvo en una sala en la que había una jueza, varios magistrados y un panel de la Fiscalía, además de los abogados.

Según Llopiz-Casal, el abogado defensor dijo durante la audiencia que el juicio había “partido de la base de que Luis Manuel no es artista, sino delincuente”, por lo cual llamó a testificar a otros artistas, para buscar demostrar que Otero Alcántara es un creador.

Otero Alcántara de 34 años, se hizo conocido luego de escenificar obras con la bandera cubana —algunas consideradas irrespetuosas en la isla— que causaron polémica a comienzos de esta década y por liderar un movimiento de opositores al gobierno llamado San Isidro —la barriada donde vive—, el cual en 2020 protagonizó una manifestación que concluyó con un inusual plantón de artistas frente al Ministerio de Cultura.

Osorbo, por su parte, de 39 años, es uno de los compositores de una canción de marcada connotación política llamada “Patria y Vida” que ganó un premio Grammy Latino este año, y que se convirtió en una especie de himno para los críticos del gobierno de la isla tras inusuales protestas de julio de 2021. El título es un giro de la frase oficial “¡Patria o Muerte!”.

No hubo comentarios a un pedido de AP a las autoridades cubanas sobre el proceso judicial, sin embargo, en ocasiones anteriores en las cuales ambos artistas fueron llevados ante los tribunales el gobierno señaló que se los había procesado por acciones penalizadas en la legislación vigente y no por sus ideas políticas.

Ambas figuras fueron vinculadas a las protestas que se desarrollaron en la isla en julio de 2021 —en medio de la pandemia y en el marco de una fuerte crisis económica, desabastecimiento y apagones. Sin embargo, ninguno de los dos tuvieron un liderazgo claro y ellos no participaron de las mismas.

Otero Alcántara fue detenido antes de llegar a las manifestaciones de julio e imputado por el presunto delito de desorden público con relación a una actividad comunitaria que buscó hacer con niños en abril de 2021. Osorbo se encuentra preso desde mayo de 2021, acusado de desacato y resistencia a la autoridad en la misma causa.

La semana pasada la curadora y activista Genlui publicó un mensaje de Otero Alcántara en el cual éste agradecía el apoyo a su causa y la de todos los “presos políticos”.

“En estos meses el régimen me ha dado como única salida de prisión el exilio fuera de Cuba, de lo contrario estaré siete años en prisión”, expresó Otero Alcantara.

La causa llamó la atención internacional.

El lunes, frente al tribunal, se presentaron diplomáticos de Noruega, Suecia, el Reino Unido, la República Checa, Alemania y Holanda. Los representantes indicaron que habían solicitado asistir a la vista oral a la Cancillería cubana, pero que no fueron autorizados.

La semana pasada las organizaciones Human Rights Watch y Amnistía Internacional calificaron al proceso judicial de “farsa”.

—————-

Andrea Rodríguez está en Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP