Advertisement

Por decimoquinta ocasión en su historia en torneos cortos, Cruz Azul llegó, por lo menos, a la marca de 30 puntos, cifra que automáticamente significa Liguilla, pero que paradójicamente no ha implicado más que eso. Es una inercia que sea cambiar desde la Noria y los jugadores lo tienen bien claro.

Al final de la jornada 15, La Máquina volvió a la cima de la clasificación general con las 30 unidades a las que llegó tras vencer a Pumas y en sus manos está mantener el liderato general. Es algo que no obsesiona a un equipo que si bien sí se lo plantea como objetivo, claramente no está por encima de un título de Liga y con ello conseguir ese doblete que tanto anhelan.

Advertisemen

“El objetivo lo tenemos muy claro. El primero era la copa y ahora es la liga, claro que viene muy bien y es muy importante mantenernos de líderes porque nos viene bien en la motivación y la confianza del grupo, pero sabemos que eso no te asegura el título”, explicó el portero Jesús Corona al final del partido ante Pumas.