Demanda contra EEUU intenta proteger corales caribeños

0
71
Un coral crece bajo el mar caribeño a lo largo de Cayo Caulker cerca de la barrera de arrecifes más grande que corre a lo largo de la costa de Belice, el 15 de diciembre de 2009. (AP Foto/Pat Wellenbach, Archivo)

(AP) — Un grupo ambientalista presentó el lunes una demanda acusando al gobierno de Estados Unidos de no proteger a 12 especies de coral en peligro de extinción a lo largo del Caribe y el Océano Pacífico que se han diezmado debido al calentamiento del agua, la contaminación y el exceso de pesca.

El Centro para la Biodiversidad Biológica basado en Arizona dijo que presentó la demanda contra el Servicio Nacional de Pesca Marítima hace más de dos años después de que la agencia propuso proteger más de 15.000 kilómetros cuadrados (6.000 millas cuadradas) de hábitat para coral, pero nunca lo hizo.

La designación de hábitat crítico abarcaría 15.300 kilómetros cuadrados (5.900 millas cuadradas) en las costas de Puerto Rico, las Islas Vírgenes de Estados Unidos, Florida y el noroeste del Golfo de México. También cubriría 600 kilómetros cuadrados (230 millas cuadradas) alrededor de islas que incluyen Guam y Samoa Estadounidense, en el Pacífico.

Dicha designación mejoraría la calidad del agua en la zona costera, limitaría el exceso de pesca y protegería las zonas de desove, según el grupo ambientalista, que dijo que “en ausencia de una acción audaz e inmediata” los arrecifes de coral en todo el mundo podrían colapsar en el próximo siglo.

Una vocera de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos dijo que la agencia no comenta sobre litigios en curso.

El caribe tiene cinco especies de coral en peligro de extinción, incluido el coral estrella montañoso, en su mayoría color marrón con manchas verde fosforescente, y el coral pilar, que en diciembre pasó de la categoría de especies vulnerables a en peligro de extinción. Las otras siete especies en peligro de extinción en el Pacífico incluyen al acropora jacquelineae, similar a un plato extendido que puede crecer hasta un metro (tres pies) de largo.