Dibujos de niños reflejan la violencia cotidiana que marca sus vidas en una favela de Río de Janeiro

0
40

(AP) — Decenas de niños y adolescentes de la favela de Maré, en Río de Janeiro, se reunieron para la presentación de un libro en el que muestran, con sus propias palabras y dibujos, cómo la violencia que sacude a su marginada comunidad afecta sus jóvenes vidas.

El libro, titulado “Se suponía que tenía que estar en la escuela”, recoge dibujos y testimonios de jóvenes de entre 5 y 17 años.

Demasiado a menudo, cuando la policía militar del estado de Río lleva a cabo operativos y se enfrenta con narcotraficantes locales, las clases se cancelan y los estudiantes buscan resguardo detrás de las lavadoras, debajo de sus camas o lejos de las ventanas que una bala perdida podría destrozar. Maré es una de las favelas más pobladas de Río, con alrededor de 130.000 habitantes.

“Algunos policías invaden nuestras casas. Tiran las cosas, atacan, y hasta se roban nuestra comida”, relata el testimonio de uno de los niños en el libro, que se presentó el lunes.

“A veces la policía también le dispara a los niños”, dice otro relato, y menciona a Marcus Vinícius da Silva, de 14 años, cuya muerte en 2018 provocó indignación y protestas. Los vecinos afirman que la policía le disparó por la espalda mientras salía de su casa rumbo a la escuela, pero el caso sigue sin resolverse y precintado por la policía de Río.

Las frases del libro provienen directamente de los jóvenes y fueron recolectadas en colaboración con la organización sin fines de lucro Redes da Maré, según explicó su autora Isabel Malzoni. El libro no menciona los nombres de los jóvenes involucrados.

“Nosotros y la organización en Maré acordamos con las familias que el anonimato de los niños era fundamental para el proyecto, de modo que los niños y sus padres se sintieran seguros al respecto. Fue una condición para que el proyecto pudiera existir”, explicó.

Lo que impulsó el proyecto fue un aumento en los operativos de la policía en 2019, el año en que Jair Bolsonaro llegó a la presidencia de Brasil y su aliado Wilson Witzel se convirtió en gobernador del estado de Río, después de que ambos hicieran promesas de campaña de que darían luz verde a la policía para el uso de fuerza letal contra los delincuentes. En ese año, la policía realizó 41 operativos en Maré que resultaron en la muerte de 42 personas y 35 días sin escuela para los niños de la zona, según indicó Redes da Maré y la Defensoría Pública del estado de Río de Janeiro.

Esas cifras bajaron en 2023, el primer año de mandato del actual presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, y el gobernador Cláudio Castro: hubo 27 operativos de la policía, 39 muertes, 15 días sin clase.

La policía estatal de Río no respondió a una solicitud de The Associated Press en busca de comentarios sobre el libro. Las fuerzas de seguridad han dicho en repetidas ocasiones que todos los operativos en Maré y en otras favelas tienen como objetivo detener la actividad criminal. Pero la lista de personas que pierden la vida por balas perdidas sigue creciendo.

El libro también le da espacio a la esperanza de días mejores.

“También pienso en todo lo que podría ser distinto”, dice el comentario de un niño que acompaña un dibujo de un día tranquilo en Maré, con un árbol de manzanas, nubes y un arcoíris. “Mañana, si es un día tranquilo, iré a la escuela”.

___ Savarese informó desde Sao Paulo.