Lo que sabemos sobre Truth Social, la plataforma de redes sociales de Donald Trump

0
40

(AP) — El expresidente Donald Trump lanzó Truth Social, su plataforma de redes sociales, a principios de 2022, después de que se suspendieron sus cuentas en sitios importantes como Facebook y la plataforma anteriormente llamada Twitter tras el ataque del 6 de enero al Capitolio de Estados Unidos.

Si bien desde entonces sus cuentas fueron desbloqueadas en ambas, ha permanecido bastante alejado de X, la plataforma propiedad de Elon Musk que alguna vez fue su megáfono principal. Mientras tanto, en Facebook, sus publicaciones son principalmente videos e imágenes con lemas y mensajes como “¡GRACIAS, MISSOURI! ¡¡¡Juntos HAREMOS GRANDE A ESTADOS UNIDOS OTRA VEZ!!!”.

Es poco probable que eso cambie incluso ahora que Trump Media & Technology Group (TMTG) comience a cotizar en el mercado de valores NASDAQ.

Aquí hay algunas cosas que debe saber sobre la plataforma de redes sociales de Trump y dónde encaja en el amplio panorama de las redes sociales.

¿QUÉ ES TRUTH SOCIAL?
Antes de Truth Social, hubo un blog de corta duración en el sitio web personal de Trump llamado “Desde el escritorio de Donald J. Trump”. Pero no duró mucho y el bando de Trump ya insinuaba que el expresidente tenía una plataforma de redes sociales en desarrollo.

Truth Social fue lanzada en la tienda de aplicaciones de Apple en febrero de 2022. Tuvo un arranque con tropiezos, pero llegó a la cima de la lista de Apple de las aplicaciones gratuitas más descargadas. Si bien la plataforma buscó capitalizar la indignación por las suspensiones de las cuentas de Trump en otras redes sociales para atraer a una audiencia más amplia, Truth Social, al igual que las otras plataformas de redes sociales de derecha Gettr y Parler, no ha podido ser mucho más que una cámara de resonancia de comentarios políticos conservadores, si es que, para empezar, pueden mantenerse en línea.

“Se comercializa en oposición a las apps de los principales medios de comunicación, que, según Trump y sus partidarios, discriminan sus puntos de vista y limitan la libertad de expresión. Su contenido y audiencia son abrumadoramente conservadores y están formados por la base MAGA (acrónimo de ‘Make America Great Again’ o ‘Hagamos grande a Estados Unidos otra vez’)”, dijo Roxana Muenster, estudiante de doctorado en la Universidad de Cornell, quien investiga la extrema derecha y su comunicación digital. “También hay mucho discurso de odio y extremismo en la plataforma debido a su enfoque laxo en la moderación de contenidos”.

¿QUÉ TAN GRANDE ES?
La empresa detrás de Truth Social no revela el número de usuarios. Como establece en una presentación regulatoria, “desde sus inicios, TMTG se ha centrado en desarrollar Truth Social mejorando las funciones y la interfaz de usuario en lugar de depender de métricas de rendimiento tradicionales como ingresos promedio por usuario, alcance real y precios de los anuncios, o cuentas de usuarios activos, incluidos los usuarios activos mensuales y diarios”.

No obstante, la firma de investigación Similarweb estima que Truth Social tenía aproximadamente 5 millones de usuarios activos en febrero de este año, incluidos usuarios de dispositivos móviles y visitantes de sitios web. Eso se compara con más de 2.000 millones en TikTok y más de 3.000 millones en Facebook, por ejemplo, según los propios informes de Meta. Sin embargo, al sitio le va mejor que a sus rivales en el llamado espacio de “tecnología de derecha y extrema derecha”, como Parler, que acaba de regresar a la tienda de aplicaciones de Apple esta semana después de estar fuera de línea durante más de un año, o Gettr, que tenía menos de 2 millones de visitantes en febrero.

Trump llega a muchas menos personas en su plataforma, donde tiene menos de 7 millones de seguidores, de lo que lo haría en X, donde lo siguen 87 millones.

“Es poco probable que Truth Social rivalice con las principales plataformas de redes sociales en un futuro cercano. Para muchos usuarios, Trump es lo que los atrae a Truth Social. Para muchos más, es lo que los mantiene alejados”, dijo Muenster. “Pero lo más importante es que le resultará difícil rivalizar con X debido a la forma en que funcionan las plataformas. Las redes sociales se benefician de la escala: cuantos más usuarios hay en una plataforma, más aumenta su valor. A eso se le llama efectos de red”.

La propia Digital World Acquisition —una “Spac”, o empresa de adquisición con fines especiales— ha señalado la necesidad de hacer crecer su base de usuarios para tener éxito. En su presentación ante los reguladores estadounidenses, la compañía enumeró muchos de los riesgos que enfrenta TMTG. El principal es la necesidad de que la plataforma aumente su base de usuarios.

“Para ser exitosa, TMTG necesitará que millones de esas personas se registren y utilicen regularmente la plataforma de TMTG”, escribió la empresa. “Si el presidente Trump se vuelve menos popular o surgen nuevas controversias que dañen su credibilidad o el deseo de la gente de utilizar una plataforma asociada a él, y de la cual él obtendrá beneficios financieros, los resultados de las operaciones de TMTG podrían verse afectados negativamente”.

¿CÓMO FUNCIONA?
Truth Social se ve y se siente más o menos como X. Los usuarios tienen un perfil, pueden seguirse unos a otros, publicar “verdades” o “reverdades” (publicar las “verdades” de otros) y mandarse mensajes directos. Los anuncios publicitarios son “verdades patrocinadas”.

Para registrarse, Truth Social solicita una dirección de correo electrónico y un número de teléfono. Los usuarios deben aceptar recibir mensajes de texto de la plataforma antes de poder completar el proceso de registro. Esto no es común entre las empresas de redes sociales que buscan atraer a la mayor cantidad posible de personas, ya que puede desanimar a algunos usuarios potenciales. Y a diferencia de las principales plataformas de redes sociales, que permiten que los adolescentes se registren, Truth Social requiere que los usuarios tengan al menos 18 años, aunque no verifica la edad.

El feed o flujo de contenido de Truth Social se parece mucho al de X, utiliza el color púrpura y tiene una sección llamada “para ti” de publicaciones recomendadas, así como un flujo de contenido de cuentas que sigue un usuario. Hay una enorme cantidad de publicaciones políticas de tendencia conservadora, voces de apoyo a Trump, críticas contra la inmigración y contra el presidente Joe Biden.

Como parte de un acuerdo que se extiende hasta febrero de 2025, Trump acordó esperar seis horas después de publicar en Truth Social antes de publicar cualquier “comunicación no política” en otras plataformas de redes sociales.

No obstante, esto queda a discreción exclusiva del expresidente y, como señala la compañía en una presentación regulatoria, como “candidato a presidente, la mayoría o todas las publicaciones del presidente Trump en redes sociales pueden ser consideradas por él como relacionadas con política”.

¿CÓMO SE COMPARA CON OTRAS PLATAFORMAS?
Las aplicaciones de redes sociales más nuevas dirigidas a usuarios conservadores — incluidas Truth Social, Parler y Gab — no se han acercado ni remotamente al éxito de Facebook o X. Eso se debe en parte a que los políticos y causas republicanos ya atraen grandes audiencias en plataformas existentes y mejor establecidas, por lo que ven pocas razones para mudarse a un nuevo servicio.

Una encuesta del Pew Research Center (Centro de Investigaciones Pew, un grupo de expertos que brinda información sobre actitudes, tendencias y problemáticas de Estados Unidos y el mundo), de 2022 —la más reciente disponible—, encontró que, si bien el 27% de los estadounidenses había oído hablar de Truth Social, solo el 2% la utilizaba para recibir noticias. Aun así, al sitio le fue mejor que a las apps rivales de tendencia conservadora. Ocupó el segundo lugar después de Parler, que fue retirada de internet temporalmente luego del ataque del 6 de enero.

Truth Social dice que fomenta una “conversación global abierta, libre y honesta sin discriminar por ideología política”. Pero a pesar de promocionar una moderación mínima del contenido, un informe de 2022 de la organización sin fines de lucro Public Citizen (Ciudadano Público) encontró que sus primeros usuarios experimentaron “prohibiciones después de seleccionar nombres de usuario o escribir publicaciones que se burlaban o criticaban al expresidente y sus aliados”.

Muenster señala que, si bien es promocionada como una plataforma de libre expresión, Truth Social todavía modera cierto contenido, incluida la limitación de material ilegal o protegido por derechos de autor. También es más estricta en cuanto a contenido sexual y lenguaje que otras plataformas, agregó.

“Su política también deja mucho margen para que la empresa decida qué otro tipo de contenido considera inapropiado. Y han hecho uso de eso, con informes de que suspendieron cuentas que tuitearon sobre la investigación del 6 de enero y cuentas de parodia que fueron acusadas de hacerse pasar por otros”, dijo Muenster.

¿CÓMO PODRÍA CAMBIAR TRUTH SOCIAL AHORA QUE ES PÚBLICA?
Las empresas son responsables ante sus propietarios, mientras que las empresas públicas son responsables ante los accionistas. Ahora que se comercializa en el mercado, se espera que unos 300 millones de dólares fluyan hacia la empresa y se exigirá a TMTG que informe sus finanzas trimestrales y otras noticias importantes a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés). Si bien al principio Trump poseerá la mayoría de sus acciones, si decide venderlas, las acciones de la compañía estarán sujetas a los caprichos de Wall Street, y los inversores buscarán finanzas y crecimiento saludables.

En este sentido, Truth Social enfrenta algunos de los mismos problemas con los que X ha lidiado: anunciantes que no quieren ser asociados con discursos de odio y otros contenidos controvertidos.

“X también se encuentra en una situación precaria, pero es más probable que los usuarios que abandonan X debido a la actividad en línea de su nuevo propietario o a sus opiniones políticas elijan una de las muchas otras plataformas que intentan ocupar el lugar de X, como BlueSky o Threads, de Meta, que una plataforma propiedad de un político cuyas opiniones y actividades también consideran problemáticas”, dijo Muenster. “Pero si este acuerdo se concreta, Truth Social tendrá que responder ante los inversores, inversores que querrán que su inversión dé frutos. Para que esto suceda, la plataforma deberá atraer a más usuarios. Será interesante ver cómo intentan abordar esto”.