Ecuador ofrece un eufórico recibimiento al campeón de la Sudamericana, Liga de Quito

0
76
Lucas Piovi, de Liga Deportiva Universitaria de Quito, alza la Copa Sudamericana tras el triunfo por penales sobre Fortaleza de Brasil, el sábado 28 de octubre de 2023, en Maldonado, Uruguay (AP Foto/Santiago Mazzarovich)

(AP) — Una multitud de eufóricos aficionados se volcó el domingo a las calles de la capital de Ecuador para recibir al campeón de la Copa Sudamericana, Liga Deportiva Universitaria de Quito, que conquistó la víspera el título regional, por segunda ocasión, al derrotar 4-3 a Fortaleza de Brasil en la definición por penales.

Cerca de las 18:00, el avión que arribó desde Uruguay, donde se disputó la final del torneo sudamericano, aterrizó en la pista del aeropuerto Mariscal Sucre de Quito y atravesó el tradicional arco de agua en homenaje al plantel.

Alexander Domínguez, autor de las tres decisivas atajadas a Fortaleza, descendió del avión con la copa en las manos junto al resto de la plantilla alba, que alzó la bandera de Ecuador.

La fría noche en la capital del país andino no opacó la alegría de los aficionados que siguieron en caravana al bus descapotado en el que los albos se trasladaron hasta la icónica plaza Indoamérica, en las inmediaciones de la estatal Universidad Central, en el centro norte de Quito. Allí hicieron su primera parada en medio de una entusiasta afición.

A su paso, los hinchas arengaban al plantel con cánticos, ondeando banderas, saltando y en un sinfín de ovaciones que alentaba a los jugadores visiblemente alegres y con los brazos en alto.

Luego de la parada, la caravana prosiguió hasta el punto final de su recorrido, en una plaza del norte de Quito, donde pese a lo avanzada de la noche sus hinchas los esperaron.

“Claramente es el (triunfo) más importante, trajimos la quinta así que ahora a disfrutarlo”, dijo a los medios el capitán del club quiteño, Ezequiel Piovi, quien agradeció el emotivo recibimiento de la afición.

“Nos merecemos celebrar porque ha sido una final con mucha intensidad”, mencionó a su turno el dirigente del plantel universitario, Esteban Paz, que agradeció también a “a la gente que nos ha brindado tanto cariño”.

Liga conquistó la víspera su quinta estrella internacional. Antes había alcanzado la Copa Libertadores 2008, la Sudamericana 2009 y las Recopas Sudamericanas de 2009 y 2010.