El estado de la Florida se prepara para la futura vacuna de COVID-19

GARIN, ARGENTINA – 13 DE AGOSTO: Un trabajador de laboratorio maneja tubos de ensayo en la planta de producción de la empresa de biotecnología mAbxience el 13 de agosto de 2020 en Garín, Argentina. El laboratorio de Argentina, propiedad del Grupo Insud, co-fabricará con México la vacuna contra el coronavirus creada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica sueco-británica AstraZeneca. (Foto de Ricardo Ceppi / Getty Images)

Palm Beach, FL.-  Aún no se ha aprobado una vacuna para COVID-19, pero los funcionarios de salud del estado de la Florida, ya están implementando planes para distribuir millones de dosis a la población.

Florida fue uno de los pocos estados seleccionados para trabajar en un programa piloto de distribución de vacunas con los Centros para el Control de Enfermedades (CDC).

Un portavoz del Departamento de Salud de Florida le dijo a CBS 12 News que los líderes de la agencia organizaron una reunión de tres días con los CDC para desarrollar un plan de distribución en todo el estado.

Jared Moskowitz, Director de Manejo de Emergencias, dice que ya ha asegurado millones de jeringas y toallitas con alcohol para las vacunas esperadas.

Esta semana, el CDC publicó un “Manual de vacunación” para las jurisdicciones estatales y locales.

Las autoridades de salud establecen que una vacuna podría estar lista tan pronto como noviembre de 2020, y se espera que contenga dos dosis, con una diferencia de entre 21 y 28 días.

El CDC espera dar a los trabajadores de la salud, los primeros en responder y las poblaciones vulnerables, incluidos los de 65 años o más, la vacuna de Covid-19

El director de los CDC cree que el resto de la población podría esperar tener acceso a la vacuna, para la primavera o el verano de 2021.

El Dr. Jay Wolfson, Decano de Política de Salud de la Universidad del Sur de Florida, está de acuerdo.

“Podemos hacerlo, pero puede que no suceda con la rapidez y la fluidez que nos gustaría, pero tenemos que ser positivos”, dijo Wolfson.

Dice que será una operación logística como nunca antes lo había hecho Estados Unidos, y requerirá la creación de una base de datos nacional para rastrear las vacunas desde el fabricante, el proveedor y el paciente.

La senadora estatal Gayle Harrell (R-Stuart) es la presidenta del Comité de Política de Salud del Senado y dice que ha estado recibiendo informes de compañías farmacéuticas para comprender los posibles desafíos en la distribución.

Dijo que uno de los mayores problemas será el transporte y almacenamiento de las vacunas, que probablemente tendrán que mantenerse a temperaturas extremadamente frías.

“Hay muy pocos lugares que tengan la capacidad de manejar eso”, dijo Harrell. “Solo se puede descongelar durante uno o dos días antes de tener que usarlo. Transportarlo es problemático y tener que usarlo rápidamente es un problema logístico”.

Dijo que las instalaciones de investigación y los hospitales de todo el estado podrían ser lugares para el almacenamiento de vacunas.

Harrell dijo que, basándose en la planificación que ya ve en marcha en el Departamento de Manejo de Emergencias, confía en la capacidad de Florida para implementar un plan de distribución eficaz y bien pensado a medida que la vacuna esté disponible.

“Tenemos mucha práctica en pensar en el futuro y planificar estratégicamente para resolver un problema”, dijo.

Similar Articles

Comments

Noticias recientes