El huracán Otis alcanza categoría 5 mientras se aproxima a Acapulco

0
92

(AP) — Otis, que ha cobrado fuerza rápidamente a lo largo del martes, se acercaba a las costas del Pacífico mexicano como un amenazante huracán de categoría 5 que se tiene previsto que toque tierra a primeras horas del miércoles cerca del turístico puerto de Acapulco.

En menos de 24 horas, Otis pasó de tormenta tropical hasta convertirse en un huracán de máxima categoría, lo que obligó a las autoridades mexicanas a anunciar que permanecerán en alerta durante toda la noche.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijo que la noche del martes Otis se encontraba a unos 90 kilómetros (55 millas) al sur-sureste de Acapulco, en el estado de Guerrero, con vientos de 260 kilómetros por hora (160 mph) y se movía a una velocidad de 15km/h (9 mph).

“Estamos en alerta máxima, estamos en alerta roja”, dijo la alcaldesa de Acapulco Abelina López, quien llamó a la ciudadanía a permanecer en casa o resguardarse en los albergues instalados ante el fuerte impacto que se anticipa de la tormenta.

El estado de Guerrero informó que tenía preparados 396 refugios para familias que se vieran obligadas a abandonar sus hogares por el viento o la crecida de las aguas.

“Acepten trasladarse a refugios, mantenerse en lugares seguros: alejados de ríos, arroyos, barrancas y estén alerta, sin confiarse. Nosotros también estamos pendientes”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador en su cuenta oficial de X, antes Twitter.

Las autoridades mexicanas esperan que Otis toque tierra entre Acapulco y Tecpan de Galeana, una localidad que se ubica al noroeste del puerto turístico.

El Ejército y la Marina de México desplegaron más de 8.000 soldados a la zona con equipos especializados para rescate. Las autoridades cerraron el puerto de Acapulco, donde faenan unas 300 embarcaciones pesqueras.

La gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado, anunció la suspensión de clases en los municipios de Acapulco y en la llamada Costa Chica, una medida que el miércoles se extenderá a todo el estado.

Se prevé que Otis ocasione lluvias torrenciales, incremente sustancialmente el nivel de los ríos y arroyos y que haya peligrosos deslaves.

En Acapulco, el martes por la noche los residentes se apresuraban a regresar a casa cuando la lluvia empezó a azotar y los vientos arreciaron, expulsando a los turistas de la playa.

La previsión es que Otis deje de 12 a 24 centímetros (5 a 10 pulgadas) de lluvia sobre Guerrero, y hasta 30 centímetros (15 pulgadas) en algunas zonas.

En el Atlántico, el huracán Tammy se desplazaba hacia el noreste sobre aguas abiertas con vientos de hasta 120 km/h (75 mph) después de pasar a través de las Antillas Menores durante el fin de semana. Tammy se encontraba 910 kilómetros (565 millas) al sur sureste de Bermuda. El centro de huracanes pronosticó que se debilitaría hacia el jueves.