En mitin republicano judío, Haley acusa a Trump de promover “caos, venganzas y drama”

0
99

(AP) — Nikki Haley criticó el sábado a Donald Trump por elogiar a autócratas extranjeros y advirtió que su estilo de “caos, venganzas y drama” sería peligroso. Agudizó sus críticas al expresidente cuando ambos candidatos presidenciales del Partido Republicano y sus rivales se dirigían a un influyente grupo de republicanos judíos.

“Hace ocho años, era bueno tener un líder que rompiera cosas”, dijo Haley sobre Trump. “Pero ahora mismo, necesitamos tener un líder que también sepa recomponer las cosas”.

Haley, exembajadora de Naciones Unidas, apeló a su experiencia en política exterior al defender las ideas republicanas tradicionales sobre política exterior en el mitin anual de la Coalición Judía Republicana en Las Vegas. Otro tradicionalista de la política exterior del Partido Republicano y constante crítico de Trump, el exvicepresidente Mike Pence, aprovechó su intervención para poner fin a su candidatura, lo cual refrenda el dominio del expresidente en las primarias.

Los candidatos presidenciales republicanos apoyaron el sábado de manera uniforme la ofensiva de Israel contra Hamás, un cambio respecto a su división sobre si Estados Unidos debe apoyar a Ucrania contra la invasión de Rusia.

El respaldo a Israel es un tema central en las primarias republicanas, especialmente entre los cristianos evangélicos influyentes en Iowa, donde se celebran los primeros caucus republicanos.

Trump, favorito indiscutible en la contienda para 2024, no mencionó a Haley, Pence ni a los demás ponentes que hablaron antes que él. En su lugar, ensalzó su propia trayectoria en la Casa Blanca. Se jactó de que, si vuelve a ser elegido presidente, restaurará “la paz a través de la fuerza” y “detendrá la Tercera Guerra Mundial”.

Recibió aplausos, aclamaciones y varias ovaciones de pie.

La cumbre de este año, que se celebra entre el viernes y el domingo, coincide con la respuesta de Israel a los milicianos de Hamás que mataron a cientos de civiles en un ataque el 7 de octubre. Los candidatos subieron al escenario de Las Vegas horas después que Israel ampliara el sábado su operación terrestre en Gaza, extendiendo la guerra a una nueva fase de los combates.

Israel también continuaba realizando ataques aéreos contra el enclave de 2,3 millones de habitantes que cortaron las comunicaciones y provocaron advertencias de importantes víctimas civiles.

Haley se refirió a Trump por su nombre y dijo que era un “presidente pro-Israel”, pero luego agregó que “la pregunta es: ¿qué hará en el futuro?”.

Haley se refirió a los comentarios que hizo Trump días después del atentado de Hamás, cuando fue condenado por arremeter contra el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y por referirse al grupo miliciano Hezbollah como “muy inteligente”. Haley también se refirió a los continuos elogios de Trump a gobernantes autócratas de China y Corea del Norte.

“No son gente buena ni inteligente”, subrayó Haley.

Trump se llevó el mismo recibimiento entusiasta que suele tener por parte de la Coalición Judía Republicana.

“Estoy orgulloso de ser el mejor amigo que Israel ha tenido nunca”, declaró.

Y a pesar de los comentarios de Haley poco antes que él hablara, Trump pasó a elogiar al autócrata primer ministro de ultraderecha de Hungría, Viktor Orban.

“China nos respetaba. Rusia nos respetaba. Todos nos respetaron. Durante mi presidencia, nuestro país era muy, muy temido y muy, muy respetado”, afirmó Trump.

Aunque la multitud de unos 1.000 donantes de la coalición no lucía kipás rojas con la palabra “Trump” como en años anteriores, su apoyo a Trump quedó patente desde el principio.