Facilidad para convertir armas semiautomáticas en automáticas alimenta violencia armada

0
20
Una pistola semiautomática con un dispositivo instalado que la convierte en un arma totalmente automática, disparada en la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, Martinsburg, Virginia Occidental, 2 de marzo de 2023. (AP Foto/Alex Brandon)

(AP) — Domonic Davis, de 11 años, no estaba lejos de la casa de su madre en Cincinnati cuando una lluvia de balas salió de un automóvil que pasaba. Una veintena de disparos atravesaron la noche contra un grupo de niños en un abrir y cerrar de ojos.

Cuatro niños y una mujer resultaron heridos en el tiroteo de noviembre que mató a Domonic, quien acababa de ser seleccionado para el equipo de baloncesto de su escuela.

“¿Qué pasó? ¿Cómo le pasa esto a un niño de 11 años? Estaba sólo unas casas más allá”, dijo su padre, Issac Davis.

El tiroteo sigue bajo investigación. Pero los investigadores federales creen que los 22 tiros se produjeron a la velocidad de un rayo porque el arma había sido convertida ilegalmente para disparar como una ametralladora.

Poblaciones en todo Estados Unidos han visto tiroteos realizados con armas convertidas a completamente automáticas en los últimos años debido a un enorme aumento de piezas pequeñas de metal o de plástico fabricadas con una impresora 3D o pedidas en línea. Las leyes contra las ametralladoras se remontan a la violencia sangrienta de los gánsteres de la era de la ley seca en Estados Unidos. Pero la proliferación de dispositivos conocidos con sobrenombres como interruptores automáticos Glock, o disparadores automáticos y chips — componentes de un arma de fuego que influyen sobre su capacidad de disparo de ráfaga— ha permitido a las personas transformar armas semiautomáticas legales en armas aún más peligrosas, y ha contribuido a incrementar la violencia armada, dijeron la policía y las autoridades federales.

“Los agentes de policía se enfrentan a disparos con armas totalmente automáticas en cantidades que no han existido en este país desde los días de Al Capone con la ‘Tommy Gun’ (la ametralladora Thompson)”, dijo Steve Dettelbach, director de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés). “Es un problema enorme”.