Huracán Kay avanza hacia la península de Baja California

0
63
Esta imagen de satélite difundida por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) muestra al huracán Kay en el Pacífico el miércoles 7 de septiembre de 2022, con sus bandas nubosas cubriendo la costa occidental de México. (NOAA vía AP)

(AP) — El huracán Kay azotaba el miércoles la península mexicana de Baja California mientras avanza por el océano Pacífico, por lo que las autoridades locales abrieron refugios y cerraron algunas carreteras.

Los meteorólogos informaron que existe la posibilidad de que las bandas exteriores de la tormenta provoquen fuertes lluvias e inundaciones repentinas en zonas del sur de California y del suroeste de Arizona el viernes por la noche y el sábado.

Los vientos máximos sostenidos de Kay se ubicaban en 155 kilómetros por hora (100 millas por hora) al anochecer, y los meteorólogos señalaron que podría rozar la parte media de Baja California el jueves o viernes.

Kay se ubicaba a unos 320 kilómetros (200 millas) al oeste-suroeste del extremo sur de Baja California, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Avanza en dirección nor-noroeste a 20 km/h (13 mph).

Se emitió una alerta de huracán para una franja poco poblada de la península en torno a la localidad de Bahía Asunción, y el gobierno del estado de Baja California Sur anunció que estaba abriendo albergues para las personas que necesiten evacuar sus viviendas. Dijo que algunos arroyos ya estaban creciendo y que cerró algunas carreteras.

Los meteorólogos prevén que Kay se mantenga en el mar a medida que se desplaza hacia el norte, en paralelo a la costa. Era una tormenta expansiva, con vientos de fuerza de tormenta tropical que se extendían hasta 370 kilómetros (230 millas) desde el centro.

Intensas lluvias cayeron el miércoles en Los Cabos, en el extremo sur de la península. El alcalde Óscar Leggs Castro dijo que ya había más de 800 personas en refugios en los destinos turísticos de Cabo San Lucas y San José del Cabo.

Había largas filas de automóviles en las gasolineras. Los negocios no esenciales cerraron sus puertas y algunas aerolíneas cancelaron vuelos.

Algunos deslizamientos de tierra habían bloqueado el paso en algunas carreteras de la península, pero no había reportes de heridos.

Mientras tanto, el huracán Earl avanzaba por el Atlántico el miércoles y se tenía previsto que pasara al sureste de las Bermudas el jueves por la noche como una tormenta de categoría 3.

El ministro de Seguridad Nacional de la isla, Michael Weeks, comentó a los periodistas que los servicios públicos y las oficinas gubernamentales seguirían operando, pero pidió a los residentes que se prepararan para condiciones de tormenta tropical.