Advertisement

El líder de Corea del Norte Kim Jong Un reiteró su aparente compromiso con la desnuclearización durante un discurso anual de Año Nuevo, pero advirtió que podría tener que buscar “una nueva manera” si los Estados Unidos continúan sus “demandas unilaterales” hacia Pyongyang.

En un discurso de 30 minutos en el que abordó varios temas, Kim dijo que las relaciones con Washington progresarían a una “gran velocidad” si Estados Unidos se involucra en algún tipo de “toma y daca”, y que estaba listo para reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en cualquier momento.

Advertisemen

“Me esforzaré por lograr un resultado que sea bienvenido por la comunidad internacional”, dijo Kim sobre la posible segunda reunión entre los dos líderes.

Corea del Norte, sin embargo, “no tendrá más remedio que defender la soberanía y el interés supremos de nuestro país y encontrar una nueva forma de resolver la paz en nuestra península” si Estados Unidos “malinterpreta la paciencia de nuestro pueblo y hace demandas unilaterales y continúa por el camino de las sanciones y la presión sobre nuestra república”.

Kim no dio más detalles sobre a qué se refería con “nuevo camino”.

El discurso anual, esencialmente la versión norcoreana del discurso del Estado de la Unión de Estados Unidos, está destinado principalmente a una audiencia nacional. Aunque está dominado por cuestiones que los observadores internacionales consideran mundanas, ofrece pistas clave sobre el pensamiento de Kim y los planes de Pyongyang para el próximo año.