Advertisement

Alexandria Ocasio-Cortez, congresista demócrata, representa el rostro cambiante de Estados Unidos y la nueva generación de mujeres estadounidenses que hacen del actual Congreso de Estados Unidos, el más diverso.

Alexandria Ocasio-Cortez, congresista demócrata, representa el rostro cambiante de Estados Unidos y la nueva generación de mujeres estadounidenses que hacen del actual Congreso de Estados Unidos, el más diverso y con un récord de mujeres, 113 entre representantes y senadoras.

Advertisemen

Esta semana, Ocasio-Cortez, de 29 años, asumió el cargo de congresista del distrito 14 del Congreso de Nueva York. Superó por mucho, el 6 de noviembre de 2018, a su rival republicano Anthony Pappas.

Marcó una victoria dramática para la nueva ola de demócratas progresistas dado que el Partido democrático está en busca de una nueva identidad en la administración de Donald Trump. Según datos del Center for American Women and Politics de Rutgers, 428 mujeres optaron al Congreso por el Partido Demócrata, comparado con solo las 162 que lo hicieron por el Partido Republicano.

Se presentó como candidata progresista: el seguro médico para todos, la abolición de la Agencia de Control de Inmigración y Aduanas, la garantía de puestos, la educación gratuita, el fin de la privatización carcelaria y la introducción de leyes sobre control de armas. Y además comenzó una campaña para exponer el cambio climático como uno de los temas más importantes para discusión en Congreso. Debido a esto, algunos analistas la ven como el futuro del Partido Demócrata.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, durante su discurso de inauguración destacó: “tenemos la habilidad y privilegio servir a nuestro país junto a más de 100 mujeres miembros del congreso, el mayor número en la historia”. Ocasio-Cortez está entre esos nuevos rostros poderosos del Congreso

El 13 de octubre de 1989, Ocasio-Cortez nació en El Bronx, Nueva York. Su padre, Sergio Ocasio, fue un arquitecto de origen puertorriqueño y su madre, Blanca Ocasio-Cortez, nació en Puerto Rico.

Cuando tenía 5 años se mudaron a Yorktown Heights, un suburbio en el condado de Westchester. Graduó de Yorktown High School en 2007, donde había ganado un premio en la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería de Intel con un proyecto de investigación sobre el efecto de los antioxidantes en el ciclo de vida de la C. elegans.

Cuando estudiaba en la facultad de las Artes y Ciencias en la Universidad de Boston, ella se convirtió en la secretaria del Estado por la Youth Legislative Session de Lorenzo de Zavala (LDZ) del Instituto Nacional Hispano y obtuvo la beca de prácticas, John F. Lopez.

Durante universidad, hizo una pasantía en la oficina de inmigración del senador Ted Kennedy. En la crisis economía en 2008, todavía estudiante en la Universidad de Boston, su padre murió de cáncer de los pulmones. Después de su muerto, Ocasio-Cortez y su madre lucharon para combatir la ejecución hipotecaria de su casa.

Graduó de la Universidad de Boston en 2011 con una licenciatura en relaciones internacionales y economía.

¿Como su carrera desarrolló?
Ella volvió a El Bronx y trabajaba como una camarera mientras su madre limpiaba casas y conducía buses escolares para llegar a fin de mes. Ella explicó con una entrevista con NowThis News: “Estábamos intentando pagar para el seguro médico y junto al estrés económico me mostró lo que es ser un americano en una manera diferente, algo que los funcionarios públicos nunca entenderían”.

Al mismo tiempo, Ocasio-Cortez trabajaba como un educador para El Instituto Nacional Hispano, una organización sin fines de lucro. Además, desempeñó el papel Directora Educativa de la serie Mundial Colegial del Noreste 2017 donde participó en el panel para promover el liderazgo latino.

Por fin, con fondos de Sunshine Bronx Business Incubator, una incubadora que ayuda nuevos negocios en El Bronx estableció una casa editora, Brook Avenue Press. Se especializa en literatura para niños que retrata a El Bronx en una luz positiva.

Durante la elección primaria en 2016, Ocasio- Cortez ayudó organizar la campaña presidencial para el izquierdista Bernie Sanders. Después del resultado de las elecciones, viajó por América para visitar lugares como Flint, Michigan y Standing Rock. Quería hablar con los que habían experimentado violaciones de derechos humanos relacionadas a la crisis de agua en Flint y el Agua Prieta pipeline en Dakota.

Durante su visita se dio cuenta de que muchos de los asuntos en el país son los mismos y hay una posibilidad unir todos sin tener riqueza o influencia social.

Ella contó en una entrevista que el día volvió de Standing Rock: “recibí una llamada y me preguntaban si estaría dispuesta a postularme para un cargo en congreso, sin dinero corporativo.”

En junio de 2018, Ocasio-Cortez, causó un terremoto político cuando ganó las elecciones primarias del Partido Demócrata contra Joe Crowley, el poderoso congresista demócrata que llevaba diez periodos consecutivos y en algún momento se vio como un sucesor posible para Nancy Pelosi, la entonces líder de la minoría de la Cámara de Representantes.

Ocasio- Cortez fue la primera persona desafiarle desde 2004 y ella tuvo una desventaja financiera significativa. Su campana gastó $194,000 y casi 75% de sus donantes fueron contribuciones pequeñas e individuales, mientras la campaña de Crowley gastó $3.4 millón y apenas 1% fueron contribuciones modestas.

Ocasio- Cortez ha sido el sujeto de cubertura de prensa negativa por parte de los medios de comunicación de derecha, como Fox News y el Washington Examiner.

Piensan que pueden socavarla y menospreciarla, pero ella criticó estos medios de noticas por burlarse de su situación financiera y criticar su elección de ropa.

Fue una referencia sarcástica al hecho de que Ocasio- Cortez había dicho que no podría darse el lujo de un apartamento en Washington hasta que reciba su salario del congreso. Ella respondió: “Si hubiera entrado el congreso llevando una bolsa, reirían y tomarían una foto de mi trasero. Si entro con mi mejor ropa de venta, ríen y toman una foto de mi trasero”.

La última critica que ella recibió fue un video de ella cuando era un estudiante en la universidad de Boston. Ella estaba imitando el baile de la película de 1985, El Club de los Cinco, dirigida por John Hughes. Se colgó por un usuario llamado AnonymousQ en Twitter.